México.- El coordinador de regidores de Acapulco, Hugo Hernández Martínez, desconoce qué actividades de gestiones o labores realizan los más de 20 regidores que cobran 55 mil pesos al mes.

Tras una supervisión, durante dos semanas consecutivas, se pudo observar que regidores no se presentan a laborar dentro del Ayuntamiento pese a que llegan ciudadanos de diferentes colonias populares a solicitar ayudas.

En entrevista, Hernández Martínez señaló que cada regidor cuenta con su propia agenda, sin embargo, se desconoce qué tipos de proyectos, acciones o trabajos realizan los ediles de las diferentes fracciones políticas, porque días tras días continúa la dependencia llenándose de ciudadanos que reclaman atención.

"Yo creo que esto tiene que ver con la responsabilidad de cada uno y el interés que le da cada edil. Algunos consideran estar todos los días en sus oficinas, otros prefieren estar visitando colonias. Habría que preguntarle a cada uno el por qué no están en las regidurías", dijo Hernández Martínez.

Asimismo mencionó que él como regidor ha propuesto en el Cabildo el reglamento de austeridad y la próxima semana será leído para que pueda ser aprobado, pero de sus demás compañeros regidores desconoce sus proyectos y gestiones que realizan para atender a los ciudadanos.

Los primeros regidores que encabezan la lista de invisibles, poco participativos dentro y fuera del Ayuntamiento, son la panista, Guadalupe Dorantes Aponte, madre del exregidor Úlises Manrique Dorantes, quien solo se ha dedicado a ocupar la regiduría sin aportar nada a la sociedad Acapulqueña, además desconoce cuáles son las funciones o programas del Ayuntamiento.

De igual forma sucede con la regidora morenista, María Azucena Uribe Ramos, quien nunca está en sus oficinas y solo se presenta a la sala de cabildo a levantar la mano. Cuando se le llama por teléfono para saber su opinión en cuanto a temas importantes, pide que le dejen el recado.

También la regidora Liliana Quijano Buitrón, quien se encuentra solo de relleno y sus asistentes desconocen sus horarios de entrada y salida, porque no tiene un horario fijo.

Otro caso es la secretaría general del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero, Natividad Rodríguez Chino, quien goza de doble salario.

Los únicos que están en la regiduría y se atreven a contradecir a Adela Román son el regidor perredista, Víctor Aguirre Alcaide, el regidor del PRI, Miguel Terrazas Irra, la priista, Ricarda Robles Urioste y la regidora del PT, María de los Ángeles Eibol Trani.