Chilpancingo, Guerrero.- Los regidores son una burocracia que sólo sirven de adorno en eventos y representan una figura política que funciona como zánganos de la estructura de poder, y utilizan el cargo para obtener dinero sin representar los intereses de los ciudadanos, reprochó el presidente del Centro de Derecho Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández.

Consultado vía telefónica, Barrera Hernández dijo que existe molestia entre la población porque hay un gran número de regidores que no representan los intereses de los ciudadanos, además de no existir claridad en la función que desempeñan, y se pronunció a favor de la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador para que los congresos locales legislen y se reduzca el número de ediles en el país.

“A pesar de que el regidor tiene una asignación concreta en (las comisiones de) Salud, Educación, Comercios, al final de cuentas es solo un nombramiento que le permite ganar dinero y obtener canonjías. Nunca vemos a un regidor que presente un plan de trabajo, que este cerca de la población, que realmente se identifique con el sector al que van a servir, simplemente es una burocracia que sirve de adorno para ir a las fiestas, para inaugurar obras, para ir de invitados especiales a los desfiles o a los festines que hay en las comunidades, eso hace mucho daño porque eso es precisamente el cáncer de una figura política que solamente funciona como zángano de la estructura de poder, eso hace mucho daño, y eso hace que se incremente la ambición personal de hacerse rico a través de un cargo público”, dijo.

Abel Barrera sostuvo que las regidurías se han convertido en un premio de consolación resultado de la negociación entre los partidos políticos y candidatos sin que estén representados los ciudadanos en dichos espacios y urgió a que se abra el debata sobre la importancia de los ediles y el papel que desempeñan.

“Se ha visto más como un cargo (la asignación de regidurías) que está negociado con los grupos políticos, con los candidatos mismos, es una agencia de colocaciones que realmente un servidor público que tenga un servidor con la sociedad sentimos que es muy importante que se discuta”.

El defensor propuso que no sólo se tome como criterio el número de población en cada municipio para asignar a los regidores sino también ubicar cuáles son los temas más sentidos que tienen los ciudadanos y que requiere tener un representante para poder atender ese tipo de problemática.

“Se ha generado una burocracia que en lugar de servir a la población más bien es un cargo (la regiduría) que premia a la gente que tiene intereses facciosos, intereses más de carrera personal que de tema social”, comentó.

El lunes durante su conferencia, el presidente Andrés Manuel consideró que se debe reducir el número de regidores en los ayuntamientos del país ante el alto costo que representa cubrir salarios que van hasta los 150 mil pesos.

En este tema, Abel Barrera dijo que se deben poner candados al salario que perciben los regidores pues son ellos quienes se lo aprueba, como sucedió en la administración pasada en Tlapa de Comonfort donde los ediles ganaban 120 mil pesos mensuales y recurrieron al amparo para que no se les redujera. En el actual gobierno morenista los regidores ganan 60 mil pesos al mes.

Para reducir el número de regidores en los ayuntamientos en la entidad, los diputados tendrían que reforma la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Guerrero que establece la asignación de ediles dependiendo el número votos de cada partido y de habitantes de los municipio.