Chilpancingo, Guerrero.- En lo que va del año se han registrado 118 incendios forestales en las distintas regiones del estado de Guerrero, dejando afectaciones en 9 mil 797 hectáreas, cifra que casi se triplica con los siniestros que se registraron en esta misma fecha en el 2016.

De acuerdo al informe de la Secretaría de Protección Civil Guerrero, en el segundo trimestre del año pasado se habían registrado únicamente 49 incendios forestales, con un daño de 3 mil 226.62 hectáreas.

El secretario de PC estatal, Marco César Mayares Salvador informó que la región Centro ha sido la más afectada, y es el municipio de Chilpancingo quien encabeza  la lista con 39 incendios forestales.

En el segundo lugar está el puerto de Acapulco con 25 siniestros forestales, mientras que en la región de La Montaña hay 13 incendios.

La lista sigue con la región de la Costa Grande con ocho incendios, la Costa Chica con seis eventos.

Mientras que en la región Norte hubo siete incendios forestales y en la Tierra Caliente, cinco.

En cuanto al número de incendios suburbanos, Mayares Salvador detalló que suman 405 siniestros con afectación en aproximadamente 3 mil hectáreas.

En este rubro, el municipio de Acapulco precede la lista con 83 eventos, le siguen Ometepec con 65, Chilpancingo con 38, Taxco de Alarcón con 23, Pungarabato con 22 y Zihuatanejo registró 21.

Indicó, que a esta lista también se agregan las deflagraciones ocurridas en lotes baldíos, contabilizando a la fecha 254 eventos con daño en poco más de 203 hectáreas; además de 10 incendios registrados en basureros, que afectaron 16.8 hectáreas.

Mayares Salvador exhortó a la población a coadyuvar en la prevención de incendios, no encender fogatas en bosques sin las debidas precauciones, así como no tirar colillas de cigarros o cerillos en el campo o desde un auto en movimiento, no arrojar basura generadora de calor como botes de vidrios o plástico y a evitar las quemas de “tlacolol” bajo adecuadas medidas o en su caso pedir apoyo a las instancias capacitadas.

Asimismo, solicitó a la población reportar incendios forestales llamando al 911 y denunciar de manera anónima a quienes los provoquen de manera intencional.