México.- Ciudadanos de diversas agrupaciones religiosas marcharon en contra del aborto legal y el matrimonio igualitario en Acapulco. “¡Sí a la vida, no a la muerte!”, gritaron las más de 3300 personas que marcharon desde la calle José Flores Magón hasta el Parque de la Reina. En entrevista, el presidente del Consejo Interreligioso de Guerrero, Salvador Cisneros Preciado, se pronunció en contra del aborto legal, pues la vida “del hombre” debe ser protegida.

“Se llevará a cabo una marcha interreligiosa, participamos diferentes religiones, católicos, bautistas, en las asambleas de dios, hay una variedad de participantes, en este marcha buscamos hacer pública la defensa de la vida, de la familia y la libertad de creencias”.

Agregó que darán un discurso seis ministros religiosos, quienes orarán y explicarán su rechazo al aborto legal y el matrimonio igualitario. Consideró que el aborto legal significa el asesinato de la vida humana, “es la vida más preciosa, como las leyes que protegen los huevos de tortugas, los huevos de iguana, esas especies valen más que la vida del ser humano”. Señaló que se debe proteger a los animales, pero “sobre todo al hombre que es la corona de la procreación, queremos que se respete la forma en la que se organiza la familia, una madre y un padre biológicos, como está establecido”.
Aclaró que no rechazan a ninguna persona, “cada persona es libre de vivir como quiera, lo que no queremos es que las leyes se impongan y no se respete lo establecido.
Explicó que una vez concebido un ser humano en el vientre de la mujer ya es una vida humana, independiente del cuerpo de la madre, “por eso no se debe aprobar el aborto, sino dar opciones a la madre, como ofrecer a su hijo en adopción”. El pastor Ignacio Palacios Sánchez afirmó que el matrimonio es una institución sagrada, formada por una madre, un padre e hijos, la cual está obligada a cultivar valores y principios para el bien del país.