Chilpancingo, Guerrero.- Marisol Cuevas Serrano informó este jueves que renunció al cargo de directora de Atención a la Mujer del gobierno municipal de Antonio Gaspar Beltrán, por supuestos actos de violencia en su contra al interior del Ayuntamiento.

"El día de hoy jueves 7 de mayo de 2020 se hace efectivo mi escrito de renuncia de fecha indefinida al cargo de Directora Municipal de Atención a la Mujer, que me hicieron firmar el mismo día de mi ingreso al Ayuntamiento de Chilpancingo", precisó la ahora ex funcionaria en una publicación en su cuenta de Facebook.

Reveló que su renuncia obedece a que no existen las condiciones adecuadas para desempeñar el cargo, "ya que sufro violencia reiterada al interior de la administración pública municipal de Chilpancingo, y no 'por tener que atender asuntos personales', como dice la redacción original".

Dijo que sería incongruente dar atención a mujeres víctimas de violencia o que han sufrido violaciones a sus derechos humanos y no poner un alto a los agravios en su contra, los cuales no especificó.

En un comunicado, el Ayuntamiento municipal informó que es respetuoso de las decisiones que tomen los funcionarios y aseguró que Cuevas Serrano renunció al cargo por voluntad propia y sin presión.

Cuevas Serrano ocupó el cargo desde el inicio de la administración del alcalde Antonio Gaspar, a finales de 2018, al llegar denunció que Dirección Municipal de la Mujer carecía de información, datos estadísticos, "no cuenta con directorios, ni con indicadores de avances, tampoco recibió resultados de programas o estadísticas sobre la situación de las mujeres en el Municipio, como es la Alerta de Violencia de Género".

Además dijo que se encontró con" una planta de trabajadores y trabajadores excesiva, integrada por abogadas, abogados, psicólogos y personal administrativo".