Chilpancingo, Guerrero.- Irma Lilia Garzón Bernal renunció al cargo de directora de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach), con carácter de irrevocable.

La dimisión se da en medio de una jornada de protestas que han venido realizando en los últimos días trabajadores sindicalizados del organismo, ante el incumplimiento de sus demandas laborales.

En un mensaje emitido esta noche en páginas de facebook del gobierno local, la ex candidata a diputada federal recordó que llegó al cargo en octubre de 2018, aun cuando conocía de los problemas financieros que atravesaba la paramunicipal.

No obstante, aseguró que pese a ello durante su enmienda sacó adelante al organismo con recursos propios, puesto que no cuenta con un presupuesto asignado por el Congreso del estado.

"Presidente (Antonio Gaspar Beltrán), quiero manifestarte que puse el mayor de mis empeños al frente de este órgano operador de agua, que de antemano tenía conocimiento que tenía demasiados problemas al interior, más sin embargo acepté el cargo porque quiero decirte que soy una mujer de retos", manifestó.

Agregó: "me voy con la frente en alto y muy satisfecha de todas las acciones que implementé para llenarnos de recursos y poder sacar adelante la paramunicipal".

Finalmente, Garzón Bernal agradeció al gobernador Héctor Astudillo Flores por el apoyo que brindó a la Capach, a quien esta mañana los trabajadores increparon para solicitarle su intervención y darle cauce a sus demandas laborales.

Te va a interesar:

Trabajadores de Capach paralizan el centro de Chilpancingo; aún no les pagan

Chilpancingo seguirá sin agua; trabajadores tomarán sistemas de bombeo de Capach