Morelos.- Poco más de 135 millones de pesos costó la construcción del nuevo edificio de la Facultad de Contaduría, Administración e Informática de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) que fue dañado estructuralmente por el sismo del 19 de septiembre de 2017.

El nuevo inmueble albergará a 3 mil 200 alumnos y consta de 2 plantas y 5 mil 800 metros cuadrados de construcción; lo conforman 40 aulas, 8 módulos de servicios sanitarios, un auditorio equipado para 150 personas, cuatro bodegas, un cuarto eléctrico, 14 equipos de aire acondicionado y un elevador.

“Está equipado también con una planta de tratamiento de aguas residuales, tiene un sistema de captación pluvial en la azotea, una cisterna de agua potable, bebederos, circuito cerrado de televisión para monitorear el edificio, controlado desde la Rectoría, un sistema de voz y datos de última generación para darle acceso a internet a todo el edificio y una planta de emergencia para la alimentación eléctrica.

“Igualmente bajo la premisa de garantizar la seguridad de quienes asisten aquí a estudiar o a trabajar reforzamos la cimentación y la estructura a niveles superiores a las exigencias que marcan las normas de Protección Civil. Se construyeron así corredores amplios, múltiples salidas de emergencia y rampas para personas con capacidades diferentes”, informó Fidel Giménez Valdés, Secretario de Obras Públicas del Gobierno de Morelos.

La inauguración estuvo a cargo del gobernador Cuauhtémoc Blanco.

“Hoy con la entrega de este edificio, afectado seriamente en aquel lamentable episodio y sometido a una casi reconstrucción estructural, se logra cicatrizar un poco de aquellas heridas que nos dejó el terremoto.

“Ya lo dijo hace rato el Secretario de Obras, ustedes saben las dificultades que tuvieron en la Administración pasada con aquel gobernador que siempre lo he dicho, él se lo vamos a dejar a la ley, nosotros no nos vamos a quedar con los brazos abiertos, creo que ustedes estaban luchando y ustedes saben lo que pasó en este lamentable sismo, un saqueo, un robo, tanto de él (el ex Gobernador), como de toda la familia y algunos secretarios”, dijo Blanco.