México.- De enero a la segunda semana de agosto, la Secretaría de Salud (SSa) ha confirmado 8 mil 23 casos de dengue en México, 593 de ellos graves, así como 20 muertes.

Esto representa un incremento del 311 y 11 por ciento, respectivamente, en comparación con el mismo periodo del año pasado, de acuerdo con un informe sobre el panorama epidemiológico de la enfermedad.

Este lunes se conmemora el Día Internacional contra el Dengue, con el propósito de difundir cómo se puede prevenir la transmisión de esta enfermedad que en los últimos días mantiene en alerta a Centroamérica por la situación que viven Honduras y Nicaragua.

De acuerdo con cifras de las autoridades federales de salud, el 72 por ciento de los 8 mil 23 casos confirmados en el país, corresponden a los estados de Veracruz, Chiapas, Jalisco, Quintana Roo y Oaxaca.

Un total de 5 mil 225 casos de dengue están catalogados como no graves (65 por ciento), 2 mil 205 con signos de alarma (27 por ciento), y 593 como graves (8 por ciento).

Aunque hasta el momento se han notificado 170 defunciones por probable dengue, solo 20 han podido ser confirmadas y corresponden a los estados de Chiapas (nueve), Guerrero (cinco), Tabasco (cuatro), Quintana Roo (una) y Veracruz (una).

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que el dengue es una enfermedad que se transmite por la picadura del mosquito hembra, principalmente de la especie Aedes Aegypti, y en menor grado de A. albopictus, causantes también de las fiebres chikungunya y amarilla, y el zika.

Tras un periodo de incubación del virus que dura entre cuatro y 10 días, un mosquito infectado puede transmitir el agente patógeno durante toda la vida.

Las personas infectadas son los portadores y multiplicadores principales del virus, y los mosquitos se infectan al picarlas. Tras la aparición de los primeros síntomas, las personas infectadas con el virus pueden transmitir la infección a los mosquitos Aedes durante cuatro o cinco días, 12 como máximo.

“Cuando una persona se recupera de la infección adquiere inmunidad de por vida contra el serotipo en particular. Sin embargo, la inmunidad cruzada a los otros serotipos es parcial y temporal. Las infecciones posteriores causadas por otros serotipos aumentan el riesgo de padecer el dengue grave”, precisó la OMS.

Sus síntomas son: fiebre por arriba de los 38 grados y dolores de cabeza, retro ocular (detrás de los ojos), huesos y músculos, lo que causa limitaciones y discapacidad por algunos días.

Hasta el momento no existe una vacuna para combatir el dengue.

Sin embargo, sí puede prevenirse adoptando las siguientes medidas:

1.- Ordenar y mantener limpia la casa realizando revisiones, por lo menos cada siete días, en sitios donde pudiera haber criaderos.

2.- No dejar recipientes inservibles en patios o azoteas donde pueda acumularse el agua.

3.- Mantener boca abajo los recipientes servibles que no se estén utilizando para que no acumulen agua.