Washington, Estados Unidos.- La candidata presidencial demócrata Hillary Clinton reveló hoy nuevos datos que describen su “excelente estado” de salud física, luego que su rival republicano Donald Trump ofreció su propio historial en un programa televisivo.

El nuevo capítulo del debate público sobre el estado de salud de los dos candidatos surge en vísperas de que Clinton reanude su campaña política, luego de tres días de descanso para recuperarse de una neumonía que la obligó a suspender actividades el pasado fin de semana.

“Mi impresión general es que la señora Clinton ha seguido sana y no ha desarrollado ninguna nueva condición médica este año, aparte de una infección de sinusitis y de oído, y su recientemente diagnosticada neumonía”, señaló su médica, Lisa Bardack.

“Se está recuperando bien con antibióticos y descanso. Continúa siendo saludable y capaz de servir como presidenta de Estados Unidos”, remató.

La documentación médica proporcionada por la campaña demócrata precisa que Clinton fue sometida a un escaneo computarizado el viernes pasado, el cual confirmó el diagnóstico de neumonía, para atender la cual se le recetó el medicamento Levaquin.

El reporte detalló una presión arterial de 100/70 en su última revisión, y que además del Levaquin, consume los fármacos Armor Thyroid, Coumadin, Clarinex y vitamina B-12 a discreción.

Por separado, Trump se presentó a la grabación del “Show del Dr. Oz”, donde proporcionó un sumario de una página de su historial médico, a pesar de que unas horas antes, su campaña había dicho que no se daría a conocer ningún dato médico.

El sumario, que será divulgado hasta que el programa salga al aire este jueves, fue escrito por el doctor Harold Bornstein, quien había sido ridiculizado cuando escribió en diciembre pasado que Trump sería “el individuo más sano en llegar a la presidencia”.

Miembros de la audiencia que participaron en la grabación dijeron a los periodistas que Trump declaró al doctor Mehmet Oz que deseaba perder unas 15 libras (unos 6.8 kilogramos).

Notimex