Guerrero.- La Diócesis de Tlapa informó que el sacerdote Juvenal Candia Mosso esta fuera de peligro y se recupera de la herida causada “por una bala perdida” durante el ataque al taxi en el que viajaba en Cuernavaca la noche de ayer.

En el comunicado, la iglesia repudió el ataque en el que murió el chofer del taxi y pidió por la paz en México.

“Lamentamos profundamente la muerte del taxista en el que se trasladaba el padre Juvenal, y repudiamos estos hechos de violencia que dañan a nuestra sociedad”, señalan.

Aseguran que el sacerdote fue herido de una bala perdida durante el ataque, descartando que se trate de un atentado contra el prelado.

“Dios permita que nuestro hermano Juvenal goce pronto de salud y cada uno de nosotros los sacerdotes podamos seguir trabajando en construir la paz”.

El ataque se registró en la calle del Arrastradero, frente al seminario de San José, del poblado de Chamilpa, cuando el sacerdote se dirigía a su lugar de descanso tras participar en un encuentro de pastoral penitenciaria, con sacerdotes de otros estados.