El alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez calificó como “represalias” provenientes de “poderes fácticos” las amenazas de muerte en contra del encargado de despacho de la Secretaría de Seguridad Pública del municipio, Eduardo Flores Sonduk.

“Esto no es más que una represalia ante lo que hemos venido haciendo en la Secretaría de Seguridad. Hay 900 policías que presentaron su examen de control y confianza que, junto con los 500 certificados, están en la ruta de la certificación”, dijo, y agregó:

“Lógicamente debe de haber resistencia de poderes facticos que de ninguna manera deben ganar a lo que se está haciendo".

La mañana de este sábado, hombres armados dejaron ante el Ayuntamiento una corona fúnebre con la leyenda: “Descanse en paz, Manuel Flores Sonduk”.

Sobre ello, Velázquez Aguirre refirió la situación como “preocupantes” y aseguró que se pondrán las denuncias correspondientes en contra de quien resulte responsable e incluso ofreció, dar a conocer los avances de la denuncia mediante un boletín, en el transcurso del día.

Calificó el hecho como una “represalia”, y aseguró que su gobierno, no va a caer en "psicosis" y sus funcionarios no tendrán escoltas.

Entrevistado al término de la celebración del Domingo de Ramos, en la catedral porteña, donde escuchó la misa del arzobispo Carlos Garfias Merlos, el alcalde dijo:

“No le vamos a dar el gusto a nadie que quiera meter en psicosis al gobierno municipal, porque pareciera que el tema de los mensajes ya no es solamente para los funcionarios municipales si no del estado".

Además, dijo que solicitó fortalecer la estrategia de prevención del delito y la violencia, junto con la iglesia católica y otras religiones, ante el aumento de asesinatos a mujeres.

"Ojalá que el gobernador y el Congreso puedan determinar no una alerta de género, si no una atención de vida al tema de la violencia en la mujer", insistió.

En otro tema, indicó que este primer fin de semana vacacional dejó un 83 por ciento de ocupación hotelera y dijo que se espera que con el trascurso de los días mejore.

"Estaremos llenos a partir del miércoles, jueves, el sábado o el domingo. Será una Semana Santa exitosa, que va a generar recursos y un momento importante para el bienestar de Acapulco", aseguró.