La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) rescató a 39 víctimas de trata de personas mexicanas y centroamericanas en diversos bares de este municipio, en la región Sierra de Chiapas.

De acuerdo con la Fiscalía Especializada para la Atención del Delito de Trata, las investigaciones se iniciaron en atención a los reportes emitidos por el Centro Especializado de Denuncia Anónima Fuerza Ciudadana.

Las querella, según la PGJE, daban cuenta de la explotación sexual de la que eran víctimas diversas mujeres originarias de México y Centroamérica, al interior de los bares “La Cabaña de Max”, “Los Caracoles”, “El Caver”, “El Palenque” y “La Cueva del Pingüino”.

Tras obtener del Juez Penal las correspondientes órdenes de cateo, elementos del grupo interinstitucional inspeccionaron los inmuebles donde fueron rescatadas 39 víctimas de diversas nacionalidades, 30 de ellas originarias de Honduras, cinco de México, tres de Nicaragua y una de El Salvador.

Durante los operativos fueron detenidos seis sujetos, quienes fungían como encargados de los establecimientos, por lo que en las próximas horas serán consignados ante el Juzgado Penal de Motozintla para que enfrenten el proceso penal por el delito de trata de personas.

En estas acciones, participaron efectivos de la Procuraduría de Chiapas en coordinación con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC), Policía Federal, Secretaría de Seguridad Pública Municipal y la Dirección de Riesgo Sanitario de la Secretaría de Salud.

La PGJE refirió en un comunicado que resultado del programa integral de prevención y combate a la trata, y al esfuerzo de la Comisión Intersecretarial para estos fines, a la fecha se ha logrado el rescate de más de 526 víctimas de este delito.

Además de que se ha consignado a 313 probables responsables y se han obtenido 54 sentencias, por las cuales 70 sujetos enfrentan penas que van de los nueve a los 39 años de prisión. (Notimex)