Agentes de la Policía Federal liberaron a 92 migrantes que permanecían privados de su libertad en una casa de seguridad ubicada en el municipio de Reynosa, Tamaulipas y lograron detener tres presuntos responsables de los hechos.

A fin de identificar su modo de operar, los federales desplegaron vigilancias fijas y móviles que permitieron conocer que los presuntos responsables seguían las actividades y rutinas de potenciales víctimas, para luego interceptarlas tras su paso por Reynosa hacia Estados Unidos.

En este caso, las víctimas eran obligadas a realizar llamadas telefónicas a sus familiares para exigir dinero a cambio de no dañar su integridad física o la de sus familiares, precisó la Policía Federal en un comunicado.

Los trabajos de investigación también permitieron ubicar un inmueble presuntamente utilizado como casa de seguridad en la colonia Ernesto Zedillo, donde se logró liberar a las 92 personas originarias de Cuba, Brasil, Honduras, Guatemala y México, seis de ellas menores de edad.

Durante la acción se detuvo a tres presuntos integrantes de una organización delictiva y tras realizar el cruce de datos en el Centro de Inteligencia de la Policía Federal, se supo que están vinculados con al menos 96 secuestros.

Las personas extranjeras fueron puestas a disposición del Instituto Nacional de Migración (INM, para recibir asistencia consular, y que tras el reconocimiento de nacionalidad se les otorgue el retorno asistido. (Notimex)