Nigeria.-En Nigeria, un menor de edad de 12 años fue hallado amarrado detrás de una casa en la que vivía su padre con sus tres madrastras y otros familiares.

Al parecer, el niño se encontraba amarrado en una zona donde su padre mantenía a animales de corral como pollos y cabras.

Asimismo, registraba signos de desnutrición y se encontraba amarrado al pilar de un árbol, por lo que dedujeron que había estado amarrado al menos por dos años.

Ante esto, el padre del menor y las madrastras ya fueron arrestados y las autoridades han tomado cartas en el asunto.