La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) reportó el rescate de ocho inmigrantes oriundos de El Salvador, quienes permanecían en condiciones de hacinamiento en un inmueble ubicado en esta capital.

La PGJE indicó que las víctimas llevaban un día sin consumir alimentos, “con el objetivo de obligarlas a proporcionar información de sus familiares que radican en Centroamérica, a quienes los delincuentes les exigirían diversas cantidades de dinero a cambio de dejarlos continuar su camino hacia Estados Unidos”.

En un comunicado, la procuraduría señaló que en atención a una orden del juez del Ramo Penal de Delitos Graves, el Ministerio Público investigador cumplimentó una orden de cateo en inmuebles ubicados en avenida Cintalapa, lotes 4 y 11, de la colonia Kilómetro 4.

En el lugar fueron ubicados ocho inmigrantes, tres de ellos menores, en condiciones insalubres y de hacinamiento.

Los extranjeros indicaron que fueron abandonados por los presuntos traficantes de personas, “sin haber probado alimento, luego de tratar extorsionar a sus familiares”.

Relataron que al llegaron al lugar, un hombre los condicionó a entregarles mil dólares por cada uno a cambio de dejarlos continuar su camino, detalló la dependencia en un comunicado.

Asimismo, con anterioridad “cada inmigrante había cubierto una cuota de tres mil dólares por cruzar el territorio mexicano”.

Notimex

En la operación, los agentes aseguraron documentación diversa como credenciales de elector y Clave Única de Registro de Población (CURP), de las cuales ya es investigado su origen.

También, una camioneta, la cual fue señalada por los indocumentados como la misma donde habían sido trasladados.