Chilpancingo, Guerrero.- El cabildo de Acapulco debe seguir adelante con la decisión de adquirir el préstamo de 158 millones de pesos con el banco Interacciones, defendió la coordinadora de la fracción del PRD en el Congreso, Erika Alcaraz Sosa.

Entrevistada vía telefónica, la legisladora señaló que la fracción del PRD es respetuosa de la autonomía de todos los Ayuntamientos del estado, y defendió que el préstamo se autorizó para resolver los problemas económicos que enfrenta el municipio de Acapulco, gobernador por el perredista, Evodio Velázquez.

Por lo que sostuvo que respaldan dicha medida, porque el alcalde prometió cubrir el adeudo antes de que concluya su mandato.

“Considero que el cabido tiene que salir adelante. Si su solución a los problemas económicos que tienen ahí requiere de un préstamo, bueno, de sus mismas participaciones lo pagarán (…) si el  cabildo de Acapulco considera que requiere de un préstamo, nosotros no somos quien para oponerse en ese sentido”, comentó.

Alcaraz Sosa recordó que el PRD se manifestó en contra de la solicitud que el  Congreso hizo el pasado miércoles para que el Ayuntamiento le  informe los detalles de la deuda que pretende contratar, y sobre el exhorto para que se deje sin efecto el acuerdo.

Coincidió con el diputado de su bancada, Ernesto González Pérez, quien señaló que la solicitud  del informe, que fue presentada por el PRI, y el exhorto para que se derogue el acuerdo, que fue propuesto por Movimiento Ciudadano, es un golpeteo político hacia el presidente municipal, Evodio Velázquez.

La coordinadora del PRD en el Congreso, añadió, sin especificar, que hay otros Ayuntamientos que tienen problemas graves y no se atienden por parte del Congreso, debido a que “quieren mantenerlos en la omisión”, y criticó que cuando se tratan de problemas en Acapulco, estos pretenden magnificarse.

Dijo que como diputados no tienen conocimiento pleno de las necesidades por las que atraviesa cada Ayuntamiento del estado, por lo que, si los cabildos consideran necesaria la contratación de deuda, el Congreso no debe oponerse.

“Espero que las fracciones no se opongan, que no lo quieren tener como un tema mediático habiendo temas de interés en el estado, y que requieren mayor atención de nosotros como legisladores,  y tenemos que ser objetivos al hacer una crítica”, expresó.