Acapulco, Guerrero.- A unos días del regreso escalonado de las actividades turísticas en Acapulco, restauranteros de playa Bonfil llamaron a las autoridades a tenerles paciencia "en caso de no cumplir con todos los requisitos sanitarios" señalados como obligatorios para poder reaperturar.

La petición se da luego de que los filtros de la llamada 'nueva normalidad' implican un gasto adicional, situación que señalaron complica aún más a sus bolsillos ya que durante los tres meses que sus negocios han permanecido cerrados su económica ha colapsado.

Este primero de julio se espera la reanudación de actividades de más de 40 restaurantes de la zona, señaló en entrevista Sergio Mejía Vargas, presidente de los restauranteros de playa Bonfil, por lo que urgió a las autoridades "ser prudentes".

"Se le hace un llamado a las autoridades para que cumplan con la supervisión de protocolos, pero también se les pide que sean prudentes en caso de que algún restaurante no pueda cumplir con alguna medida de prevención e higiene, tenemos una economía colapsada porque no hemos percibido ningún tipo de recurso", puntualizó.

Detalló que hasta el momento han recibido capacitación respecto a las nuevas normas de higiene que deberán implementar, sin embargo, dijo que la petición se hace "en caso de que algún restaurantero presente algún inconveniente".

Hizo hincapié en que pese a haber solicitado el apoyo de empleo temporal su petición fue rechazada.