Acapulco, Guerrero.- El presidente de los Restauranteros Unidos de Acapulco, Javier Reynada Calvajal, hizo un llamado a las autoridades municipales para que asignen un estacionamiento público a autobuses que llegan con turismo y no se queden sobre la vía pública.

Este día más de 10 autobuses de diferentes partes de México amanecieron estacionados sobre la avenida Manuel Gómez Morín del Fraccionamiento Magallanes cuya fila de camiones llegaba hasta la avenida Costera.

De acuerdo con autoridades quedaba prohibido que autobuses se estacionaran entre las zonas turística y sus calles aledañas; por ello, rehabilitaron un terreno baldío sobre la avenida Cuauhtémoc, frente a la Faireston. sin embargo, el área fue ocupada ayer para llevar a cabo la fiesta de fin de curso de la de la facultad de Psicología de la UAGro.

En entrevista Reynada Carbajal pidió a los visitantes tratar de entender esta situación para poder evitar tragedias en la ciudad.

“Los autobuses no están permitidos, hemos reiterado que les asignen un terreno que designó la presidenta, atrás de la tienda Soriana, porque la amplitud de los autobuses se provocan accidentes y luego los automóviles pasan en una velocidad a más de 60 kilómetros por hora", dijo el comerciante.

Considero que siempre debe haber una fila de automóviles estacionados, pero chicos, que tapen la vialidad y el tránsito de la gente.

Les pidió respetar las avenidas, pues las vialidades del puerto de Acapulco son chicas.

También se quejó de los malos olores que dejan estos autobuses al descargar sus baños internos sobre la vialidad.