Acapulco, Guerrero.- Tras revelar que al menos tres restaurantes reconocidos de Acapulco no abrirán sus puertas debido a las pérdidas económicas por la pandemia, restauranteros de "Aislados pero Unidos", urgieron a las autoridades crear una estrategia que los ayude a sobrellevar la crisis.

El entrevista el empresario y exsecretario de desarrollo económico, Enrique Castro Soto, llamó a las autoridades a actuar pronto ante la crisis economía que padecen desde hace tres meses por el cierre de negocios.

"En caso de que las autoridades nos pidan no abrir este primero de julio, se les pide que no solo sea en apoyo a la emergencia,  que se haga una estrategia para ayudarnos económicamente", expuso.

Asimismo, urgió la reglamentación del cierre de actividades a los negocios informales y exigió al Gobierno Federal un programa emergente para las pymes en Acapulco.

Lamentó que los créditos ofrecidos por Nacional Financiera apoyados por el gobierno estatal, pidan requisitos que hasta el momento son muy difíciles de cumplir.