Acapulco, Guerrero.- A pesar de la crisis económica por la que atraviesan, restauranteros del puerto de Acapulco aseguran que está preparados para recibir a los turistas a partir del 6 de julio, cuando esperan cambie el color del semáforo epidemiológico para Guerrero.

En un sondeo realizado con restauranteros de Pie de la Cuesta y Bonfil, los empresarios  dijeron sentirse contentos tras el anunció realizado por autoridades del estado, quiénes fijaron fecha para la reapertura de la actividad turísticas y económica de la ciudad.

Si el gobierno federal lo indica, se prevé que este 6 de julio se reanuden las actividades en la entidad,  pero con todas las medidas de seguridad sanitaria que deberán acatar hoteles,  restaurantes y  tiendas de autoservicio.

Sergio Mejía Vargas, presidente de Playa Bonfil, dijo en entrevista que durante estos días buscarán la manera de preparar la reapertura de sus negocios, pues en este momento no cuentan con solvencia económica para reiniciar actividades.

"Como la vez pasada les dije, no tenemos una solvencia económica agradable ya que no tuvimos durante estos tres meses una mano amiga que nos pudiera apoyar y si será difícil la reapertura porque no tenemos ningún tipo de recurso, pero buscaremos de qué forma podemos llevar acabo nuestra reapertura", expresó.

Agregó que en este momento lo que menos harían es endeudarse con la obtención de créditos endeudarse con préstamos, pues además el reinicio de las actividades es incierto y está sujeto al compartimiento de la pandemia en el estado.

El dirigente llamó a los turistas que llegarán en los próximos días al puerto de Acapulco usar adecuadamente los cubrebocas y gel antibacterial durante su estancia en esta ciudad para, en beneficio de los pobladores, los prestadores de servicios y los mismos turistas.

La presidenta de la Unión de Restauranteros y Hoteleros de Pie de la Cuesta, María Nelly Mejía Cienfuegos, informó que pese a que no recibieron ningún tipo de apoyo económico por parte de autoridades, en el caso de sus agremiados sí tuvieron que recurrir a préstamos para poder reabrir sus negocios los pasados dos fines de semana, en los que los visitantes cumplieron con las medidas de seguridad sanitaria.

Sin embargo, no todos los negocios que existen en esta zona abrirán sus puertas a partir del 6 de julio, pues la mayoría no tiene los recursos económicos para reanudar sus actividades.

Esta pieza periodística fue posible gracias al apoyo de Google News Initiative Journalism.  Journalism Emergency Relief Fund. https://newsinitiative.withgoogle.com/journalism-emergency-relief-fund