México.-Los restos del general Qassem Soleimani, comandante de la fuerza de élite Quds de los Guardianes de la Revolución, llegaron este domingo a la ciudad de Ahvaz, sur de Irán, desde Irak.

Tras su llegada se inició una procesión fúnebre masiva en Ahvaz, la ciudad principal en la batalla de ocho años de Irán contra las fuerzas del exdictador iraquí Saddam Hussein, que dio forma al futuro de Soleimani como un táctico militar, destacó Press TV.

Desde Ahvaz, el cortejo se dirigirá a la ciudad sagrada de Mashhad en el noreste de Irán más tarde en el día y de allí a Teherán el lunes, para finalmente ser llevado a su ciudad natal Kerman, en el sureste, para el entierro el martes.

En total, 10 personas, cinco iraquíes y cinco iraníes, fueron asesinadas la madrugada del 3 de enero cerca del aeropuerto internacional de Bagdad, cuando el vuelo del general Soleimani llegó desde Siria.

La muerte de Soleimani fue calificada por los iraníes como un acto de terrorismo internacional, que provocó un aumento de las tensiones regionales.

Irán ha prometido represalias, aumentando los temores de una guerra, pero no está claro cómo o cuándo podría responder.

Muchos iraquíes condenaron el asesinato orquestado por el presidente estadounidense Donald Trump y elogiaron al general Soleimani por su papel en la derrota de los terroristas del Estado Islámico que se apoderaron de grandes extensiones del norte y centro de Irak en 2014.

El general Soleimani, de 62 años de edad, fue el comandante militar preeminente de Teherán y, como jefe de la Fuerza Quds en el extranjero del Cuerpo de la Guardia de la Revolución Islámica (IRGC), el arquitecto de la campaña antiterrorista de Irán y la lucha contra la hegemonía estadounidense e israelí en el Medio Este.