El Tribunal Electoral del Estado de Guerrero (TEE) acordó en sesión que requerirá a la Secretaría de Finanzas y Administración (Sefina) que retenga las participaciones al Ayuntamiento de Florencio Villarreal (Cruz Grande).

Esto para pagar los salarios que han sido retenidos a los regidores Irving Noé Marcial Román (PRI), María del Carmen Bahena Wences (PRI), Isidro Gatica Ríos (Partido Verde), y Crispín Molina Jijón (Partido Nueva Alianza).

En la resolución de la impugnación, derivada del Expediente TEE/SSI/114/2015, los magistrados convinieron esto en el Inciso C del primer acuerdo del proyecto que presentó el magistrado Emiliano Lozano Cruz.

En el documento se advierte al ayuntamiento de este municipio de la Costa Chica que, de no pagar a los adeudos que mantiene con los regidores, podría ser acreedor a una multa de 500 salarios mínimos que asciende a más de 36 mil pesos, y que de continuar con la negativa la pena podrá incrementarse.

El su sesión del pasado 12 de mayo, el TEE condenó a la alcaldesa perredista a pagar a sus correligionarios, el regidor y la regidora Anallely Arredondo Gallardo, y Marino Rosario Leocadio el total de su salario como ediles, o lo que se les adeuda desde el mes de octubre del año 2015.

La alcaldesa, quien forma parte de la tribu perredista, Coalición de Organizaciones Urbanas y Campesinas (Coduc), que lidera en el estado el diputado local, Sebastián De la Rosa Peláez, ha sido demandada por todos los regidores que integran la comuna.

El pasado 12 de mayo, el pleno del TEE emitió la sentencia derivada del Expediente TEE/SSI/JEC/035/2016 que presentó el magistrado René Patrón Muñoz, en la que se ordena a la presidenta municipal “pagar a los ciudadanos Anallely Arredondo Gallardo, y Marino Rosario Leocadio, desde la primera quincena de octubre del 2015 hasta que las que se sigan generando, la cantidad restante o bien el salario completo de 12 mil pesos; así como el aguinaldo proporcional de tres mil pesos”.