Chilpancingo, Guerrero.- El integrante de la Comisión Política de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG), Saturnino García Cordero fue retenido por agentes ministeriales durante más de dos horas, en un retén en la cabecera municipal de Chilapa.

La tarde de este viernes, maestros de la CETEG arribaron a las puertas de la Fiscalía General del Estado (FGE), en donde exigieron al fiscal, Javier Olea Peláez que dieran una explicación sobre la retención a Saturnino García, quien también funge como líder del magisterio en la Montaña.

Reprocharon que el hecho viola uno de los acuerdos entre la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y el gobierno federal, de que ninguna orden de aprehensión se ejecutaría.

“Nuestro compañero se identificó como docente en el filtro instalado en Chilapa y apareció con orden de aprehensión, que nosotros entendemos es derivada del movimiento magisterial por los delitos de motín y sedición”, indicó Botello Barrera, integrante de la Comisión Política de la CETEG.

Recordaron que la Secretaría de Gobernación (Segob), acordó que a nivel nacional ningún docente con órdenes de aprehensión sería detenido durante las mesas de trabajo que llevan a cabo con la CNTE.

“Había un acuerdo con Gobernación, y con el mismo fiscal, de que las órdenes de aprehensión no se iban a ejecutar; pero vemos que no se están respetando los acuerdos y en cualquier filtro pueden detener a nuestros compañeros”, alertó Carlos Botello.

El líder cetegista detalló que Saturnino García estuvo más de dos horas detenido y, aunque reconoció que sus derechos no fueron violentados, lamentó que se haya roto el acuerdo que había a nivel estatal y federal.

Los docentes buscaron a Javier Olea Peláez, aunque ante su ausencia, fue el vicefiscal Alejandro Santos quien recibió los reclamos por parte del grupo de maestros de la CETEG.