Acapulco, Guerrero.- Regidores de la fracción del PRI denunciaron que el gobierno municipal de Acapulco retiró el pago de salarios a sus colaboradores, quienes elaboran las gestiones que llegan a sus oficinas.

En conferencia de prensa, los ediles priistas calificaron como “un desatino más” de la administración que encabeza, Evodio Velázquez Aguirre, y aseguraron que esa acción es en represalia a su negativa de votar a favor del préstamo de 158 millones de pesos al Banco Interacciones.

Encabezados por el coordinador de esa fracción del PRI, Luis Miguel Terrazas Irra, los regidores exigieron al alcalde rectificar su postura del cese de los pagos, pues explicaron que desde el pasado 19 de agosto, fecha en que votaron en contra del empréstito, fue retirado el pago, con excepción de Rodolfo Escobar Ávila, quien aprobó dicho préstamos.

La fracción del PRI en el Cabildo tiene 36 colaboradores –seis por cada regidor- quienes cobran, cada uno, 4 mil pesos a la quincena.

Según explicaron los propios priistas, esos trabajadores son auxiliares, y no están sindicalizados, pero forman parte de la nómina del ayuntamiento.

Terrazas Irra dijo que la Secretaría de Finanzas municipal no ha explicado sobre el hecho, a pesar de que intentaron hablar con su titular, Merced Valdovinos Diego y el secretario de Recursos Humanos, Cicerón Nájera.

“Votamos en contra de la solicitud de crédito y en la siguiente quincena, a los compañeros de la fracción del PRI nada más, ya no salió su salario”, dijo.

La regidora Ema Reyes aseguró que el retiro del pago fue “únicamente a los que votamos en contra” del préstamo.

“Rodolfo (Escobar) votó a favor y a él no le retiraron el pago a su gente”, aseveró.

Sin acceso al Fortamun

Los regidores priistas denunciaron que los recursos del Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios (Fortamun) -utilizados para financiar gestiones de los ciudadanos como láminas y cemento- también se les han negado.

Aunque en un inicio dijeron que desconocían el número de las familias que se verían afectadas por no tener acceso al Fortamun, después señalaron que son entre mil 200 porteños.

La edil, Vicki Trani exhortó al presidente municipal a que en lugar de tomar represalias abra el dialogo.

“Ya dio (el alcalde) instrucciones en Fortamun para que no nos entreguen el programa de láminas y cemento. Ya está cancelado por instrucciones del presidente. No se vale que por estar enojado nos haya cancelado la gestión”, dijo.

También reclamaron que no se les ha presentado, hasta el momento, el estado que guarda las finanzas del ayuntamiento.

“No nos han entregado un solo corte de caja de finanzas. Como secretaria técnica de la comisión de Hacienda, no conozco en que han gastado los dineros cuando la comisión de Hacienda debe tener un reporte mensual del dinero que se gasta”, señaló.

Por estos motivos, la regidora aseguró que la fracción del PRI decidió no apoyar la línea de crédito solicitada.

“En diciembre, Hacienda les bajó 100 millones de pesos y no sabemos en qué los gastó, y hoy pide 158 millones, ¿Qué está haciendo con el dinero?”, cuestionó.

Asistirán al informe

En otro tema, los ediles afirmaron que si asistirán este 14 de septiembre al primer Informe de Labores del presidente municipal.

Sin embargo, insistieron que van a continuar exigieron al gobierno local que presente de manera escrita y detallada el informe de los 100 días de administración, previo al informe protocolario para “poderlo analizar y fijar postura”.

Los regidores negaron que exista una distancia entre ellos y los regidores perredistas.

“Todos somos amigos y tratamos de no mezclar el tema político con la amistad. Tenemos una buena relación con todos, incluso con el ciudadano presidente municipal hemos sido corteses, atentos y políticamente correctos”, apuntó,Trani.