Familiares de tres médicos y un abogado denunciaron este día que la Secretaría de Salud de Guerrero suspendió el pago de salarios cuando laboraban para la dependencia, publicó el diario Reforma.

‘La verdad fue una medida arbitraria que tomó este Gobierno porque a pesar de que ni siquiera ha hecho el intento por realizar la búsqueda de los muchachos, ahora les retira el sustento económico a sus familias’, afirmó Romualdo Hernández Alvinez, tío de uno de los afectados.

El pasado 19 de junio, Marvin Hernández, José Oswaldo Ortega Saucedo, Raymundo Tepeque y el abogado, Julio César Mejía Salgado fueron privados de su libertad por un comando armado en la carretera federal Chilpancingo-Acapulco, a la altura de la comunidad de Xolapa, en el municipio de Juan R. Escudero.

Días después, la Fiscalía General de Justicia informó que cuatro cuerpos sepultados en una fosa clandestina ubicada en la comunidad de Santa Bárbara tenían las características de los cuatro desaparecidos; sin embargo, los familiares rechazaron que estos cuerpos pertenecieran a ellos.

Hernández Alvinez señaló que solicitaron una entrevista con el gobernador Héctor Astudillo para que ordene a la Secretaría de Salud que no les retire el salario.

Mencionó que en una plática con el secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos, les comentó que para que se les siga pagando los salarios de los cuatro desaparecidos tienen que acudir con Astudillo para que les firme un documento en el que diga que él lo autoriza.

‘En el caso mío yo veo a mi hermano y a mi cuñada que están muy desesperados y a veces sin esperanza de ver de nuevo a su hijo, pero nosotros creemos y tenemos fe de que mi sobrino y los otros muchachos están vivos’, señaló.

El tío de Marvin aseguró que van a seguir insistiendo ante las autoridades estatales y la Procuraduría General de la República que reinicien la búsqueda de los muchachos.