Acapulco, Guerrero.- La presidenta de Acapulco, Adela Román Ocampo, indicó que han removido más de 700 toneladas de excremento convertido en piedra sobre la bahía.

En entrevista, Román Ocampo señaló que el personal de Ecología fue agredido por restauranteros y prestadores de servicios turísticos mientras pretendían colocar las banderas de advertencia de playas para su uso recreativo.

"El domingo le dije a la gente que tienen que poner todo de su parte porque la información que me dio el licenciado Legorreta me causó una verdadera sorpresa; me dijo que han removido más de 700 toneladas de excremento convertido en piedra, porque al mezclarse este desecho con grasa se convierte en piedra y taponea los canales", expresó la alcaldesa.

Mencionó que dio instrucciones para que el vector de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco realice los trabajos de limpieza sobre los canales descargas de aguas negras.

Román Ocampo señaló que desde la temporada de Semana Santa se encuentran notificados los prestadores de servicios turísticos y restauranteros sobre posibles sanciones, porque ya no pueden continuar contaminando más la bahía.

Dijo que mañana sostendrá diálogos y acuerdos con restauranteros y prestadores de servicios turísticos para que coadyuven a colocar sus trampas de grasa y estas aguas residuales no continúen contaminando las playas.

Indicó que durante la inauguración de la playa Manzanillo fueron detectadas y clausuradas 11 descargas de aguas clandestinas.