Después de cinco horas de bloqueos intermitentes en la carretera federal Acapulco-Zihuatanejo en el kilómetro 61, trabajadores de camiones de carga y acarreo de material pesado de los municipios de Coyuca de Benítez y Atoyac de Álvarez soltaron la vía, luego de que les prometieron una reunión el titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Gerardo Ruiz Esparza, el próximo martes 16 de febrero en Chilpancingo para abordar el tema de los adeudos que dejaron las empresas constructoras Unión de Contratistas, S.A., y Duos Comercializadora.

Tras la promesa del funcionario federal al ingeniero Arturo Valadez, residente general de la red de carreteras de esa dependencia en Guerrero, los agremiados a la CTM de Coyuca de Benítez y Atoyac de Álvarez se desistieron del cierre de la carretera con la confianza de que podrán resolver el caso de los adeudos por el orden de los 2 millones que dejaron las constructoras foráneas antes citadas.

[caption id="attachment_77169" align="aligncenter" width="5184"] Algunos habitantes tuvieron que caminar para llegar a su destino.[/caption]

La protesta en la vía comenzó a las 09:30 horas de este martes en el Kilómetro 61, justo en el rancho Vista Hermosa, situado entre las comunidades de El Cayaco y El Camalote, casi en los límites de los municipios de Coyuca y Atoyac. Hasta ese punto, llegaron un centenar de cetemistas con sus camiones de volteo. Con dos unidades cerraron el paso, y con pancartas expresaron su exigencia del pago de los adeudos que dejaron esas empresas desde 2014 a la fecha.

A partir de octubre pasado, llegó una nueva empresa Constructora Torreblanca a seguir las obras de modernización de esa vía, dejando en el olvido los pagos de las empresas que iniciaron los trabajos de ampliación. La protesta la encabezó el secretario general de transporte y la construcción de la CTM en Coyuca de Benítez, Ruffo Ávila Morales, hermano del ex presidente municipal, Ramiro Ávila Morales, actual subsecretario de Planeación del gobierno del estado.

[caption id="attachment_77170" align="aligncenter" width="5184"] Los manifestantes durante la protesta.[/caption]

A las 10:40 horas llegó una patrulla de la policía estatal al lugar del bloqueo; mientras que a las 11:09 horas hizo lo propio una patrulla de la Policía Federal con dos agentes que intentaron disuadir a los manifestantes y abrieron la comunicación hasta que llegó la llamada de Valadez, residente general de la red de carreteras de esa dependencia en Guerrero antes de las 14:00 horas, con quien negociaron y alcanzaron acuerdos. El bloqueo de la carretera terminó antes de las 15:00 horas.