Ciudad de México.-Al menos 380 reos considerados de alta peligrosidad, que estaban en el Centro Federal de Reinclusión Social (Cefereso) 2 de Puente Grande, Jalisco, fueron trasladados a diversos penales del país, entre ellos el número 17, ubicado en Buenavista Tomatlán, Michoacán, informaron fuentes del gobierno federal.

Bajo un fuerte dispositivo de seguridad, vigilado desde el aire por helicópteros Black Hawk, elementos de la Marina Armada, la Guardia Nacional y del Ejército, en apoyo a la Secretaría de la Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), custodiaron por lo menos 15 autobuses que llevaron a esa población penitenciaria a la Base Aérea Militar Número 5, en Zapopan, donde se les llevó vía aérea a cárceles de alta seguridad.

En la ruta que siguió el convoy, la cual abarcó los municipios de El Salto, Tonalá, Tlaquepaque, Guadalajara y Zapopan, se colocaron vehículos artillados y personal militar en los cruceros.

En el penal federal de Puente Grande se encontraban reos de alta peligrosidad, como Vicente Carrillo Fuentes, El Viceroy; Miguel Ángel Treviño Morales, El Z-40, fundador de Los Zetas, así como José de Jesús Méndez, El Chango, quien instauró La Familia Michoacana.

También estaban Martín Alejandro Beltrán Coronel, El Águila, sucesor del fallecido Ignacio Coronel; Adán Salazar Zamorano, Don Adán, líder de Los Salazar, brazo armado del Cártel de Sinaloa.

Asimismo, en el Cefereso número 2 estaban recluidos Santiago Mazari Hernández, El Carrete, presunto líder de Los Rojos, por los delitos de delincuencia organizada, en la hipótesis contra la salud, y secuestro.

En la operación participaron más de 80 elementos de la Armada de México, apoyados de 12 vehículos y un helicóptero, así como personal tanto de la Guardia Nacional como del sistema penitenciario, reportaron fuentes del gobierno federal.

Los reos trasladados purgan sentencias y llevan procesos por delitos de delincuencia organizada, secuestro y homicidio.


Con información de El Universal