México.- Este día, el analista político Hernán Gómez Bruera dio a conocer por medio de su columna "Fuera de Tono" del diario El Universal, los estratosféricos gastos por viáticos del nuevo director de Nacional Financiera (Nafin), Eugenio Nájera. Nada menos que 230 mil pesos.

El columnista recuerda que a Nájera lo invitó Alfonso Romo para dirigir Nafin y Bancomext, bancos en procesos de fusión. Sin embargo Nájera, siendo de Monterrey, aceptó la encomienda, pero tal parece que su condición fue hospedarse en lujosos hoteles de la Ciudad de México.

Ahora ha salido a la luz que entre diciembre de 2018 y mayo del presente año, se pagaron boletos de avión y alojamiento en el hotel Camino Real, de dicho funcionario por 230 mil 992 pesos, con cargo al presupuesto de Nafin, los cuales hizo indebidamente pasar por comisiones de trabajo.

Y así hubieran seguido ascendiendo esos gastos, si no es que una alta funcionaria de Nafin, Martha Patricia Jiménez Oropeza, decidió intervenir, revela Gómez Bruera.

En ese entonces, Jiménez Oropeza, muy cercana a AMLO, expone Hernán Gómez, y quien se desempeñaba como directora general adjunta de Administración y Finanzas en Nafin, obligó a quien era su jefe a devolver hasta el último centavo.

La funcionaria envía a su jefe un recuento detallado de su negligencia, la manera en que ha dirigido estas instituciones, y en los párrafos finales le señala que la ficha de depósito que le ha hecho llegar carece de sustento legal; le recuerda también que no puede hacer pasar viajes personales como “comisiones de trabajo” y le exige abstenerse de solicitar apoyo para este tipo de trámites.

Y es que Nájera simplemente, por medio de una ficha de depósito, reintegraba los recursos indebidamente sustraídos de la dependencia, expone Gómez Bruera.