Chilpancingo, Guerrero.- La Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas  (CDI), determinó revisar  la obra de 22 millones para la introducción de agua potable, esto luego de que fuera exhibida por pobladores, quienes mostraron sus deficiencias.

El pasado viernes 07 de abril pobladores de la localidad de Tulimán, municipio de Huitzuco, informaron a Bajo Palabra la pésima calidad de la obra de 19.6 kilómetros que pretende introducir el servicio de agua potable.

Mediante un recorrido dieron a conocer la obra que presenta cuarteaduras, no cuenta con los filtros para potabilizar el agua, y pretendía ser entregada como "completa".

"El día martes después de que salió la noticia, nos hablaron de la CDI y nos dijeron que el próximo martes o miércoles irá un supervisor a ver la obra y valorar la denuncia", informó,  Víctor Montés Brígido, presidente de la Comisión de Agua Potable del poblado.

Vía telefónica detalló que hasta el pasado lunes no habían tenido contacto con autoridades de la CDI, que en 2016 autorizaron la obra para el pueblo indígena.

Tulimán cuenta con una amiga población de cerca de siete mil habitantes y su principal actividad económica es la alfarería y mezcalería.

"Por nuestras actividades requerimos mucho del agua. Ya nos autorizaron la obra ahora queremos que la hagan bien ya que desde hace un año no se ha entregado y lo peor es que con pocas lluvias ya tuvo daños", alertó.

Este jueves por la noche, luego de las tradiciones por Semana Santa, el poblado se reunirá para detallar la demanda ante el próximo arribo de autoridades de la CDI quienes, según los habitantes, no han querido dar la ficha técnica de la obra autorizada por 22 millones de pesos.