Acapulco, Guerrero.- Se tomaran medidas de seguridad tras el regreso de habitantes a la Unidad Habitacional del fraccionamiento Campestre la Laguna, las cuales se establecerán por los tres niveles de gobierno, dijo el coordinador de Protección Civil y Bomberos de Acapulco, Sabás de la Rosa Camacho.

En entrevista, indicó que en próximos días personal de los tres órdenes de gobierno se reunirán para revisar los parámetros, así  como dictaminar las condiciones en las que se encuentra el estado tras las afectaciones de las lluvias de este fin de semana, que dejaron en Acapulco  viviendas inundadas y personas evacuadas.

Sin embargo, el funcionario municipal recordó que no sólo esa unidad habitacional fue afectada, sino también el puente que conecta con la comunidad El Metlapil, pues una obstrucción no permite el paso de agua.

De la Rosa asumió que ambos casos “son de prioridad”, y dijo que lo ocurrido el pasado domingo fue que el rio Papagayo se elevó su nivel hasta 10 metros, mientras que el agua del fraccionamiento Campestre la Laguna subió hasta 7 metros, pero este martes ya había descendido 3 metros.

“Después de que nos reunamos los tres niveles de gobierno para saber qué es lo que se va a hacer. Nunca se abrió un refugio, las familias regresaron inmediatamente, y ahí están las familias, son más de 300 familias que están inversas sobre este tema”, alertó.

El titular de PC en Acapulco, reiteró que fueron los propios habitantes los que no quisieron trasladarse al refugio temporal que ofreció el gobierno del Estado, ubicado en las instalaciones del Centro Internacional Acapulco.

“Se les ofreció por parte del gobierno del estado, los trasladó hasta en helicópteros, los llevo a un refugio temporal y a la mera hora se fueron a sus casas. No quisieron que se abriera, nosotros ya estábamos listos pero no quisieron a la mera hora”, apuntó.