México.-El expresidente peruano Alberto Fujimori fue sacado este miércoles de la Clínica Centenario Peruano Japonesa, en Lima, donde estaba hospitalizado desde octubre pasado, para ser conducido, fuertemente custodiado, a una prisión en donde deberá de cumplir un fallo que revocó su indulto.

Con 80 años de edad, Fujimori fue sacado del nosocomio a las 21:30 horas (tiempo local) a bordo de un vehículo todoterreno blanco, para ser llevado a la misma prisión policial donde permaneció recluido una década, a fin de completar su condena de 25 años por crímenes contra la humanidad. 

Vestido con camisa clara y pantalón oscuro, Fujimori iba acompañado en el vehículo por su hijo menor Kenji Fujimori, cuyo traslado fue escoltado por motocicletas y varios autos policiales en su trayecto hacia la prisión policial en Barbadillo, al este de Lima.

Hospitalizado el 3 de octubre tras sufrir una crisis cardíaca que le sobrevino cuando le comunicaron que la justicia había anulado su indulto, Fujimori salió de la clínica en medio de una gran cantidad de periodistas y de decenas de simpatizantes. 

Fujimori pasó de manera austera los 13 meses que estuvo en libertad, retirado de la política, viviendo solo en una casa alquilada del barrio acomodado de La Molina, al este de Lima, donde escribía sus memorias.