Ciudad de México.- El excandidato presidencial y exdirigente nacional del PAN, Ricardo Anaya, demandará a primera hora de este jueves ante un juzgado federal al exdirector de Pemex, Emilio ‘L’, por daño moral y afirma que llegará hasta las últimas consecuencias legales en contra del exfuncionario federal.

A las 9 en punto de la mañana que abren los juzgados, iniciaré acciones legales ante un tribunal federal, a fin de demandar por daño moral a Emilio Lozoya.

"Ahora soy yo quien está llevando el caso ante un juez para que se investigue la verdad, se valoren las pruebas y se dicte una sentencia”, dijo Anaya a través de un mensaje videograbado.

Precisó que de acuerdo con la declaración de Lozoya Austin, cuando supuestamente le entregaron dinero para aprobar la Reforma Energética, él ya no era diputado federal en funciones, pues ejercía el cargo de secretario general del PAN.

Dice Lozoya que la entrega de dinero ocurrió ´en la primera semana de agosto de 2014´. Así dice. Y que el dinero se entregó en el estacionamiento de la Cámara de Diputados.

"Y claro, en el documento me señalan como diputado federal del PAN. Pero resulta que en agosto de 2014 yo no era diputado. Me separé del cargo el 6 de marzo, es decir, había dejado el cargo de diputado 5 meses antes de la supuesta entrega en el estacionamiento de la Cámara de Diputados”, destacó Anaya Cortés.

En el mensaje señala que ésta historia es similar a las acusaciones en su contra cuando fue candidato presidencial en 2018 y se utilizó a la PGR en el gobierno de Enrique Peña Nieto para difamarlo, por lo cual como ocurrió en ese momento responderá a esta nueva campaña en su contra.

Esta película ya la vi, y la viví durante el proceso electoral de 2018, en el que fui candidato a la Presidencia de la República, fui objeto de muchas calumnias miserables, y una vez que pasaron las elecciones, todas las acusaciones se vinieron abajo y fui plenamente exonerado, porque jamás cometí un delito.

Que no sueñen con que me voy a dejar. Conmigo se van a topar con pared. No me importa cuánto tiempo me tome, defenderé mi honor y seguiré luchando para cambiar a México”, destacó el político queretano.