Francisca Meza Carranza

Zihuatanejo, Guerrero.- La malla del cocodrilario de Playa Linda, en la zona turística de Ixtapa, está a punto del colapso, luego de la apertura natural de la barra que lo divide con el mar, lo cual representa un riesgo para los turistas que visitan la zona y prestadores de servicios.

A finales de agosto se registró el ataque de un cocodrilo y la captura de dos ejemplares más, en distintos sitios turísticos de Ixtapa-Zihuatanejo, en la región de la Costa Grande de Guerrero.

En Playa Linda, la de por sí deteriorada malla que delimita la playa y el mar de la laguna Del Negro, en donde cohabitan decenas de cocodrilos, tortugas e iguanas, luce más colgada por el golpeteo constante del agua de mar y el desfogue de la laguna en la temporada de lluvias.

En la malla solo hay una lona que avisa que se trata de zona de cocodrilos, sin embargo es pequeña y ya está deteriorada; además, el riesgo incrementa porque turistas utilizan las partes bajas para tomar fotos más cercanas de los ejemplares.

Zihuatanejo-laguna-cocodrilario_800x400

Visitantes y vendedores de la zona cruzan sin precaución por la apertura de la barra, aunque reconocen el temor de algún ataque.

El turista Mario Mateo Calderón, procedente de Uruapan, Michoacán, consideró que es una zona peligrosa para las personas que visitan el lugar por lo que hizo un llamado al gobierno municipal a tomar cartas en el asunto.

Dijo sentirse decepcionado por encontrar el sitio en mal estado, cuando en las campañas promocionales y en la televisión se muestra otra cosa.

“En la televisión solo sacan los lugares más bonitos, le ponen ahora sí que hasta demás y aquí llega uno y está diferente el asunto”, expresó.

A finales de agosto se registró el ataque de un cocodrilo a una mujer en el estero ubicado en la laguna de Playa Blanca; la misma semana se los bomberos capturaron un ejemplar dentro del hotel Capella de Ixtapa y uno más en la laguna del poblado San Andrés, cerca del restaurante La Generosa.