Vecinos y comerciantes asentados junto al encauzamiento del río Huacapa en Chilpancingo, denunciaron que la zona se ha convertido en “un foco rojo de infección” por las aguas negras que ahí se vierten y los malos olores que se desprenden.

Además denunciaron que pese a la contaminación que se genera, las autoridades municipales no han iniciado con los trabajos de saneamiento del río, acción que fue anunciada por el alcalde Marco Antonio Leyva Mena desde el inicio de su administración.

Durante un recorrido de Bajo Palabra por el encauzamiento del río, se observó que, en algunas partes a comenzado a crecer la hierba, a consecuencia de la humedad de las aguas negras, esto a días de que inicie la temporada de lluvias y de que los canales tendrían que estar desazolvados.

Los olores fétidos del río se presentan en el cruce de la calle Galeana hasta la Plaza Comercial Chilpancingo al sur de la ciudad, donde las aguas negras se estancan y los desechos que han provocado la proliferación del mosco trasmisor del dengue, advirtieron los vecinos.

 “Lo que ha generado que se reproduzcan los zancudos en la zona y hemos tenido como dos casos de dengue en los últimos meses y eso nos preocupa, porque es un foco rojo, además los malos olores y las aguas negras que corren”, expuso la señora María del Socorro Martínez, vecina del lugar.

También dijo que en múltiples ocasiones han solicitado a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach), revise esa zona: “las aguas negras provienen de los desagües que conectan con el río y durante el día los olores se vuelen insoportable”.

RÍO HUACAPA-2_800x400

Por su parte, Jorge Ramos, urgió a las autoridades a iniciar los trabajos de rehabilitación y saneamiento del río ante la contaminación que representa.

“Han anunciado una inversión de millones de pesos y no vemos nada, todo sigue igual y la gente sigue viviendo con puertas y ventanas cerradas para evitar enfermarnos”, lamentó.

Esto, en referencia a la inversión anunciada por el gobernador Héctor Astudillo Flores y Leyva Mena, el pasado mes de abril por un momento de 141 millones de pesos para rehabilitar el encausamiento.

A espaldas de la 35 zona militar, se presenta otra de las zonas donde las aguas negras se encuentran estancadas, generando fuertes olores. Y a decir de los vecinos algunos negocios, principalmente de alimentos se han visto obligados a cerrar ante el hedor que se genera.

Los vecinos urgieron a las autoridades iniciar las obras para rehabilitar el encauzamiento y solucionar el problema de la contaminación pos las aguas negras.

El río Huacapa cruza la ciudad y se incorpora al Río Azul, ubicado en el municipio de Quechultenango.