#Trendy

Roberto Fernández Retamar, un revolucionario de la poesía en América

El poeta cubano se doctoró en Letras por la Universidad de La Habana, estudió Lingüística en La Sorbona de París y dio clases en las universidades de Yale y Columbia

Por Redacción, 2019-07-27 12:30

México.- Con una obra de más de seis décadas, que le valió ser considerado como un icono de la cultura de su país, el poeta e intelectual cubano Roberto Fernández Retamar (1930-2019), fallecido el sábado pasado, puede ser recordado por su compromiso revolucionario, su sensibilidad poética, pero también, por ser una de las pocas voces que desde la Isla “pudo unir, convocar, polemizar y agitar ideas en contrapunto con buena parte de las letras del continente y más allá”.

Así lo recuerda su compatriota, el poeta y dramaturgo Norge Espinosa, quien compartió con Litoral sus reflexiones en torno a una figura fundamental de la cultura de esa nación caribeña, no obstante ser miembro de una generación que, en su momento, “quiso buscar otros dioses y otros héroes”. Por suerte, dice, a estas alturas puede leerlo más allá de esas primeras fiebres y apreciarlo como el poeta lírico que es de su interés, más allá de convenciones pre-establecidas sobre su legado.

“Podría decir que ‘el Roberto que yo conocí’ era una mezcla de su figura pública y el hombre de familia, y es que, más allá de leer su poesía y de forjarme un criterio sobre esas páginas y sus ensayos, tuve la suerte de conocerlo en ropa de andar por su casa, cuando visitaba a su hija, la narradora Laidi Fernández de Juan, a quien me une una amistad que casi llega a ser cosa de hermanos. En medio de ello estaba Roberto y su esposa Adelaida de Juan, con quienes siempre se podía no sólo hablar, sino aprender algo.

“También, por supuesto, traté al Roberto Fernández Retamar, presidente de la Casa de las Américas, al intelectual comprometido que fue de manera constante, y que estaba de vuelta de los elogios, estudios, análisis y polémicas que su nombre había sabido provocar”, rememora Espinosa, quien en los años 80 pertenecía a una generación que, como es costumbre, buscaba nuevos dioses y nombres a quienes venerar y derrocar.

En ese sentido, aclara, “Roberto fue siempre tratado con respeto, incluso cuando disentíamos de alguno de sus posicionamientos, porque en él era la persona y la obra, aunque ahora mismo yo apueste por esa imagen más íntima de un hombre que me enseñó a entender el valor de la diplomacia”.

Sobre la importancia de su obra dentro y fuera de Cuba, Espinosa considera que él mismo devino en un perfil de aquello que Paul Sartre llamaba el intelectual comprometido; sus libros son estudiados y citados en numerosos ámbitos académicos. Dentro del coloquialismo o mejor, el conversacionalismo que abundó en la literatura cubana de los años 60 hasta bastante avanzados los 80, durante los cuales él se convirtió en una referencia ineludible.

Espinosa se detiene un momento para rememorar cuando Ramón Fernández-Larrea, un poeta de su generación, escribió unos versos que, usando casi sus mismas palabras, discutían uno de los poemas más famosos de Fernández Retamar, lo cual era no sólo un desafío, sino también una manera de extender en el tiempo y hacia otras discusiones lo que él aportó.

“Creo que así lo entendía también Roberto, que siempre tuvo el oído atento a lo que los más jóvenes escribían. Su bien conocido ensayo, Calibán, marca un punto de inflexión en un campo de ideas que regresa a los debates constantemente. Y, sin embargo, prefiero volver a sus primeros poemas, antecedentes de otros tan recopilados en antologías como Felices los normales o ¿Y Fernández?, para hacerme una idea más completa de la persona que fue.

Lo cierto, concede, es que mírese como se mire, no va a haber otro Roberto Fernández Retamar, como tampoco habrá un segundo o tercer Nicolás Guillén; la literatura cubana ha ido perdiendo a muchas de sus figuras tutelares y el desafío que ellas lanzaron sigue aún en pie. La poesía misma ya no ocupa el centro de atención que alguna vez tuvo en Cuba, aunque poetas como Delfín Prats, o Reina María Rodríguez, siempre merezcan ser releídos. Ahora, él mismo tendrá que ser leído en otra dimensión y sospecho que desde ahí aumentarán los retos, las certezas y las interrogantes que permitan entender su altura.

Fernández Retamar formó parte de los jóvenes poetas que llegaron a publicar en la revista Orígenes, y Cintio Vitier lo citó y lo antologó. Convive entonces, de alguna manera, con los aportes de José Lezama Lima, Gastón Baquero, Eliseo Diego, Fina García-Marruz, Ángel Gaztelu, Lorenzo García Vega, Virgilio Piñera y Octavio Smith, al tiempo que se desmarca de ellos dada su juventud y las experiencias primeras que revelaba en su poesía, en la que siempre despuntó su madurez.

Fue un poeta que escogió sabiamente sus lecturas y sus influencias; César Vallejo, entre ellas, esencial, que lo guiaría luego con mano más firme hacia el Conversacionalismo. Pero fue también un lector devoto de Julián del Casal, a quien el grupo Orígenes convirtió en todo un símbolo. Si ese grupo quiso darle a la poesía cubana un estado de trascendentalismo, como él mismo dijo de sus integrantes en su ensayo La poesía contemporánea en Cuba (1954), compartió con esos autores esa voluntad de dar a la poesía una mayor conciencia de rigor y otra clase de utilidad, asegura el autor del poemario Las estrategias del Páramo, que recopila poesía escrita entre 1989 y 1997.

“Recuerdo alguna vez que me hizo sonrojar cuando me dedicó, durante una lectura de poemas al aire libre, un texto suyo que recordaba a Federico García Lorca. Tengo recuerdo también de su trato, su afecto y su respeto”. “Ahora mismo”, añade Espinosa, “tras su fallecimiento, aparecen anécdotas muy diversas de quienes le trataron y fueron sus colegas. Cada quien recuerda su Roberto, me digo. Y creo que eso nos ayudará a irnos forjando una imagen más nítida de la persona que fue, por encima de cualquier encasillamiento.

“La responsabilidad que nos deja es la de leerlo y recordarlo como un escritor y un intelectual que se concentró en hacer una Obra, en medio de contingencias que a veces aceleraron su mano y otras la hicieron detenerse para redactar manifiestos, editoriales, réplicas, cartas, que también habrá que integrar a su perfil. Detrás de eso, de las anécdotas, del eco de la batalla, estaba un poeta. Encontrarlo nuevamente y leer todo lo demás desde ahí, es el próximo desafío”, concluye Espinosa, merecedor entre otras distinciones de la Orden por la Cultura Nacional que otorga el Consejo de Estado de la República de Cuba.

Roberto Fernández Retamar se doctoró en Letras por la Universidad de La Habana, estudió Lingüística en La Sorbona de París y dio clases en las universidades de Yale y Columbia, en Estados Unidos. Poeta y ensayista, fue, ante todo, creador de una obra que trascendió a innumerables ámbitos y lo colocó a la cabeza de la producción contemporánea en lengua española. Entre los méritos que se le reconocen está el de su coherencia ética, su fidelidad a los más altos valores de la cultura cubana y latinoamericana, su sensibilidad e inteligencia, así como su bondad y vocación de servicio.

Admirador de José Martí, el intelectual cubano fue parte de muchas generaciones y épocas, al ser coetáneo de Fidel Castro, de Camilo Cienfuegos, de Ernesto “Che” Guevara, pero también de Julio Cortázar, Gabriel García Márquez, Mario Benedetti, Eduardo Galeano, Alicia Alonso y Rosario Castellanos; amigo de Alejo Carpentier, Nicolás Guillén y Ambrosio Fornet, y parte de una camada poética en la que convergieron plumas como las del salvadoreño Roque Dalton, el nicaragüense Ernesto Cardenal o el mexicano Efraín Huerta, por citar algunos.

Una de sus obras más importantes fue Calibán, ensayo en el que aboga por una relectura de la historia desde el punto de vista del explotado y colonizado, al tiempo que indaga en algunas claves del espacio geográfico y cultural de Latinoamérica, el cual pasó a formar parte del programa de estudios de diversas universidades de América Latina y Estados Unidos. Se dice que su obra ha sido traducida en países como Alemania, Bulgaria, Brasil, Checoslovaquia, Corea, Estados Unidos, Francia, Grecia, Italia, Jamaica, Polonia, Portugal y la ex Unión Soviética.

Fundó y dirigió el Centro de Estudios Martianos, en 1977, fue Miembro de la Academia Cubana de la Lengua, la cual dirigió hasta su muerte, momento en el cual también era miembro correspondiente de la Academia Española de la Lengua. En el ámbito político fue diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular y miembro del Consejo de Estado de la República Cubana, entre 1998 y 2013. Al momento de su muerte contaba con 89 años. Por decisión de su familia, sus restos fueron cremados y lanzados al mar.

#Trendy

La captan infraganti cuando posa para selfies en el Metro

Un hombre que viajaba en el mismo vagón decidió grabarla y subió el video a su cuenta de Twitter.

Por Redacción, 2019-08-20 15:54

México.-La mayoría de mujeres les gusta tomarse fotos, ya sea frente al espejo, posando para alguien o hasta en el metro.

Sí, leíste bien, en el metro. Recientemente una guapa joven se viralizó en redes después de que se tomara unas selfies en el vagón en el que viajaba sin temor al ‘qué dirán’, cosa que es bastante aplaudible.

Un hombre que viajaba en el mismo vagón decidió grabarla y subió el video a su cuenta de Twitter.

«Esta mujer dándolo todo frente a la cámara para la selfie en el vagón», escribió.

El tuit se viralizó tanto que incluso llegó a la joven, quien contestó con un ‘gracias’ y adjuntó las fotografías que se tomó ese día.

El video lleva casi 9 millones de reproducciones y las instantáneas de ella -en la que luce guapísima- suman más de 370 mil ‘me gusta’.

#Trendy

Peña ya le propuso matrimonio a Tania; se casarán en diciembre

Un migo de ambos, asegura que ya hasta viven juntos desde hace más de un mes y que Peña Nieto incluso convive con Carlota, hija de Tania, detallando que la propuesta la hizo durante su primer viaje que hicieron como novios.

Por Redacción, 2019-08-20 15:14

México.-Fue hace un par de meses cuando una persona cercana a la pareja conformada por Enrique Peña Nieto y Tania Ruiz, soltó el rumor de que contrarían matrimonio muy pronto puesto que el ex Presidente de México, se lo propuso a la modelo.

Ahora la revista TV Notas confirma el enlace tras hablar con un supuesto amigo de ambos, quien asegura que ya hasta viven juntos desde hace más de un mes y que Peña Nieto incluso convive con Carlota, hija de Tania, detallando que la propuesta la hizo durante su primer viaje que hicieron como novios.

“Hace unas semanas, durante su viaje a Europa, visitaron España y, como es un lugar muy significativo para los dos, pues ahí hicieron su primer viaje como novios, Enrique decidió proponerle matrimonio ahí, y ella aceptó inmediatamente”, dijo.

Respecto al porqué la propuesta de matrimonio se presentó a escasos meses de haber iniciado su relación, la fuente señaló que se debe a que el político está realmente enamorado de la modelo, puesto que es todo lo contrario a Angélica Rivera, su ex esposa.

“Por varios años tuvo que aguantar el mal humor y las malas caras que le ponía Angélica, pero con Tania todo es diferente, ella es muy cariñosa, romántica, detallista, y se entrega por completo a él. Enrique está realmente entusiasmado, se siente lleno de vida y muy alegre con ella, por eso, aunque pareciera que es una decisión muy prematura, no pensó dos veces en dar el paso”.

La boda sería a principios de diciembre, no sin antes organizar una reunión de compromiso en la Ciudad de México en la que estarán sus familiares y amigos más cercanos.

#Oh-La-La

Abogados de Pablo Lyle presentarán testigos que lo salvaría de la cárcel

Los abogados de Pablo Lyle tienen un testigo que es un experto policial que puede testificar sobre qué haría una persona razonable en una situación como la del actor.

Por Redacción, 2019-08-20 13:06

México.-Este próximo 22 de agosto está la cita para la audiencia final del caso por homicidio involuntario del actor mexicano Pablo Lyle, y su defensa está preparando pruebas y testimonios que lo ayuden a recuperar su libertad.

La mañana de este 19 de agosto, sus abogados se reunieron con el juez para informarle que están listos para defenderlo el jueves, aunque solicitaron a la Fiscalía documentos como el recibo de la grúa que movió el vehículo de la víctima, así como el inventario del automóvil, pieza fundamental en la defensa.

«Todos los testigos tienen importancia, algo qué ofrecer a la defensa de Pablo. Vamos a solicitar todo el testimonio que enseñe. Le informamos al juez en dónde estamos y que estamos preparados para defender a Pablo el 22 de agosto», dijo uno de sus abogados al salir de la reunión de menos de 3 minutos con el juez.

La penalista Sandra Hoyos confirmó que la defensa del actor ingresó un documento el viernes pasado para informar que llevarán a un testigo experto cuya opinión y reconstrucción de los hechos podría ayudar a Lyle para recuperar su libertad.

«Los abogados de Pablo Lyle tienen un testigo que es un experto policial que puede testificar sobre qué haría una persona razonable en una situación como la del actor. Es una persona que tiene experiencia en cuando las personas regresan a sus vehículos (como el fallecido Juan Ricardo Hernández)», dijo a Telemundo.

Su análisis ayudaría a desestimar los cargos en contra del actor. «Viene a aclarar sobre la probabilidad de que la víctima fuese a su carro a buscar un objeto y cuál sería la respuesta más razonable de Pablo Lyle en ese momento. Si es más probable que la persona iba a buscar algún tipo de arma, entonces la reacción de Pablo Lyle sería justificada».

Pero la defensa sigue en espera de pruebas que la Fiscalía les debe entregar a más tardar este 20 de agosto a las 17:00 horas local. Se trata del recibo de la grúa y el inventario del vehículo de la víctima mortal.

A esa hora deben compartir las pruebas o confirmar que no las tienen o no existen. La lista del contenido del automóvil es fundamental «para saber qué había en ese vehículo, para saber si había un arma».

Cabe recordar que la defensa del actor se ampararía en la ley Stand your ground o Quédate donde estás, la cual permite a las personas defenderse con una «fuerza mortal» en caso de sentirse intimidados o en riesgo de sufrir algún peligro.

Pero si la audiencia es aplazada, esta situación podría extenderse un tiempo más, pero solo hasta el próximo 23 de septiembre, cuando expire el caso.

«Según las reglas de la Florida, en casos criminales, específicamente de felonía, tienen 180 días para llevar un caso a juicio, del día en que la persona fue arrestada al día en que se lleva el caso a juicio», dijo Hoyos.

«Las reglas pueden ser extendidas por acuerdo de las partes o por orden judicial, pero es por lo que se rige la Corte en la mayoría de los casos», explicó.

Este 19 de agosto también se realizó, a puerta cerrada, una declaración bajo juramento de Mercedes, la pareja de la víctima mortal del caso, en donde la defensa le preguntó todo tipo de preguntas alrededor del incidente.

El pasado 31 de marzo, el actor se dirigía con su familia rumbo al aeropuerto de Miami, a bordo del vehículo de su cuñado, quien trató de dar una vuelta en «U» en una zona de la autopista.

La maniobra provocó un problema con el automóvil que manejaba Juan Ricardo Hernández, un ciudadano de origen cubano de 63 años, quien bajó del vehículo para reclamar al cuñado de Lyle.

Poco después Hernández regresó a su auto, mientras que Lyle salió corriendo del otro vehículo y se dirigió hacia él para golpearlo en el rostro.

En los videos captados se ve que después de que Lyle golpeó a Hernández, éste cayó al suelo y quedó inconsciente. El hombre fue hospitalizado y falleció días después.

En una audiencia del pasado 1 de mayo, el juez Alan Fine fijó a Lyle una fianza de USD 50.000 se le presentaron cargos por homicidio involuntario y se le ordenó que permaneciera bajo arraigo domiciliario, con un brazalete para monitorearlo.