Chilpancingo, Guerrero.- Robo consumado y secuestro, son las únicas líneas de investigación que lleva la Fiscalía General del Estado (FGE), sobre el asesinato del secretario general del PRD en Guerrero, Demetrio Saldivar Gómez.

En conferencia, en la que no permitieron preguntas de la prensa, el Grupo de Coordinación Guerrero presentó los avances sobre los homicidios de los perredistas Roger Arellano, exalcalde de Acapetlahuaya y Demetrio Saldivar, secretario general del PRD, ambos asesinados en este mes.

Al interior de la Fiscalía de Guerrero, el fiscal general, Xavier Olea Peláez, el vocero de seguridad, Roberto Álvarez Heredia y el delegado de la PGR en Guerrero, José Juan Monroy, hablaron sobre los últimos atentados contra políticos del PRD, esto ante las denuncias de ese partido por las nulas respuestas hacia los crímenes.

"Hemos llegado a la conclusión de dos líneas de investigación. La primera de ellas implica que los homicidas decidieron llevar a cabo un secuestro y/o robo consumado en contra del señor profesor Demetrio Saldivar Gómez".

"Independientemente de los indicios encontrados en el lugar de los hechos, se advierte con claridad que en primer término se pretendió sacar por la fuerza de su vehículo al profesor Demetrio Saldivar", explicó Olea Peláez quien no permitió ningún cuestionamiento a medios de comunicación.

Las investigaciones, insistió, habrían llevado a esta línea ya que la manga izquierda de la camisa del secretario del PRD se encontró rasgada, lo que refleja un forcejeo entre el ahora occiso y uno de los agresores.

De acuerdo con Olea Peláez, el perredista habría buscado entre sus pertenencias un arma de fuego que siempre traía en el vehículo: “según lo dicho por su pareja, la señora regidora Nancy Soraya Cruz”.

“Y un maletín en el cual aparentemente guardaba diferentes cantidades de dinero para los gastos familiares”.

Según el fiscal fue precisamente el intento de defensa lo que llevó a un segundo agresor a disparar contra Demetrio Saldivar en 10 ocasiones.

Cinco de los disparos acertaron en el cuerpo del perredista, entre estos dos disparos en el cuello y uno más en la cabeza.

Tras los hechos, los dos agresores se dieron a la fuga hacia el oriente de Chilpancingo y se desconoce si al llegar a ese punto doblaron con dirección a Tixtla o Chilpancingo.

Luego de la información de Xavier Olea, el visefiscal José Antonio Bonilla presentó las diapositivas con las cuales la FGE sustenta lo informado este día.

Adelantó, que sobre el caso de Roger Arellano y Octavio Arellano se tienen "avances importantes", aunque se negó a dar detalles de dicha investigación así como a responder cualquier cuestionamiento: "No voy a responder nada".