México.- En ocho meses los robos con violencia pegaron con más fuerza a transportistas, pasajeros, negocios y familias asaltadas en sus propios domicilios.

De acuerdo con cifras del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), un delito que prendió focos rojos es el robo a casa-habitación con violencia, el cual se elevó 27 por ciento al pasar de 4 mil 18 casos denunciados entre enero y agosto de 2018 a 5 mil 117 casos en el mismo periodo de este año.

Este fenómeno prendió alertas en Chiapas, Ciudad de México, Estado de México, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, Michoacán, Puebla, Quintana Roo y Veracruz.

En paralelo, los pasajeros de microbuses o camiones de rutas interestatales y urbanas padecieron el aumento de robos violentos en un 20 por ciento.

Las denuncias por ese delito pasaron de 7 mil 789 entre enero y agosto de 2018 a 9 mil 358 en el mismo lapso de este año.

Ese delito se concentra en el Estado de México, Ciudad de México y Puebla y le siguen Morelos, Michoacán, Nuevo León, Oaxaca, Querétaro y Quintana Roo.

En cuanto a los robos a transportistas, las carpetas de investigación pasaron de 6 mil 569 a 6 mil 777 y las entidades con más casos son el Estado de México, Morelos, Veracruz, Michoacán, Nuevo León, Puebla, Ciudad de México, Jalisco, San Luis Potosí y Tlaxcala, de acuerdo con la estadística oficial.

Fuentes oficiales apuntaron que los asaltos con violencia a camioneros ocurren principalmente a punta de pistola e implican el robo de la carga y de la unidad que difícilmente es recuperable porque son desmanteladas.

Los negocios pequeños y medianos también son afectados por un aumento en la incursión de asaltantes armados a los establecimientos a cualquier hora del día.

El SNSP reportó que este delito escaló 8.58 por ciento en enero-agosto, al pasar de 34 mil 441 casos denunciados en 2018 a 37 mil 396 en este año. Todos con violencia.

En números absolutos, este delito se concentra en Baja California, Ciudad México, Guanajuato, Jalisco, Edomex, Puebla, Quintana Roo, Tabasco y Veracruz.

Aunque los robos a transeúntes registran una reducción de 6.94 por ciento en el mismo periodo, tienen alto impacto por el número de personas afectadas, que sumaron 53 mil 493 en este año.

Lo mismo ocurre con el robo de vehículos, que disminuyó 10.9 por ciento al pasar de las 142 mil 244 denuncias el año pasado a 126 mil 719 en el presente año.