México.- Rocío Nahle, secretaria de Energía, dio a conocer la carta que envió a Muhammed Sanusi Barkindo, secretario General de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en la que explica la negociación entre Donald Trump, presidente de Estados Unidos, y Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

En la misiva detalla que, México ha encontrado un gran apoyo en Estados Unidos, por lo que Trump y López Obrador “convinieron en un apoyo de cuota de producción para quedar en los siguientes términos”:

México disminuirá 100 mil barriles diarios los próximos dos meses, a partir del primero de mayo, de una producción registrada de un millón 781 mil barriles de nuestra producción de marzo 2020, bajándonos a un millón 681 mil.

Los Estados Unidos de América se comprometen a reducir adicionalmente 250 mil barriles diarios, a lo que iba a entregar originalmente. El presidente Trump afirma que esta decisión se toma para compensar a México.

La secretaria de Energía, explicó cómo fue la negociación de México con la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), la semana pasada.

Antes, aclaró que México “no pertenece a la OPEP, pertenece a un convenio de colaboración que se firmó en 2016, ahora conocido como OPEP Plus. Este convenio es de colaboración, para mantener los precios del mercado y producción, como colaboración de todos los países productores”.

En la reunión de la OPEP, detalló, “se hizo un planteamiento: ‘todos los países productores hay que hacer un sacrificio, hay que cortar la producción'”.

La propuesta fue que los 23 países participantes en la OPEP Plus redujeran su producción en un 23 por ciento, la cual México rechazó, porque consideró que le afectaría económicamente.

En México dijimos, ‘cada país debe hacer el recorte de acuerdo a su capacidad extractiva, (porque) el porcentaje (propuesto), a nosotros nos afecta mucho económicamente'”, detalló Nahle.

Así que, por indicaciones del presidente Andrés Manuel López Obrador, “nosotros dijimos, ‘podemos (reducir) 100 mil barriles (diarios) como colaboración al recorte mundial, quedando México con 6 por ciento (de reducción)”.

“Fue una negociación larga. Tuvimos que explicar el por qué (la reducción solo a 100 mil barriles diarios). México tenía un recorte desde hace años; en 2016, cuando firmó el convenio con la OPEP, se cubrían los recortes de hasta el 200 y hasta del 300 por ciento, porque se dejó de producir”, explicó.

También expuso a los países participantes en la OPEP Plus que, en un año y medio, México ha hecho un gran esfuerzo para detener la declinación y empezar la recuperación productiva, “que requiere muchísimo esfuerzo humano y económico”.

“Todos lo comprendieron”, aseguró.

Por otra parte, detalló que Estados Unidos, al ser uno de los más grandes productores petroleros, con 1.3 millones de barriles diarios, se ofreció a “poner 250 mil barriles extras, para compensar los que México no puede”.

En tanto, dijo, en la segunda etapa de la recuperación petrolera, que será de junio a diciembre de 2020, la OPEP propuso pasar de una reducción del 23 por ciento al 10 por ciento; la cual México también rechazó y en lugar de eso, recuperó los 100 mil barriles diarios.