México.-El volante Rodolfo Pizarro fue separado del plantel de Monterrey mientras se ultiman los detalles de su pase al Inter de Miami de la MLS, confirmó el presidente deportivo del vigente campeón del fútbol mexicano.

Pizarro, de 25 años, no fue convocado por el entrenador argentino Antonio Mohamed para el partido entre Santos y Rayados por los cuartos de final de la Copa MX en la víspera y no se presentó a los entrenamientos del miércoles.

“El jugador nos hace ver que quiere terminar el contrato anticipadamente y ayer no estaba para ayudar al equipo”, dijo Duilio Davino el miércoles. “Están cruzando cuentas y hoy no vino (a entrenar) por lo mismo”.

Pizarro se quedó en el último corte previo al Mundial de Rusia 2018, pero ha sido un jugador constante en las convocatorias del seleccionador argentino Gerardo Martino, incluyendo la pasada Copa de Oro, aportando para que el Tri alcanzara el campeonato.

Llegó a los Rayados para el Apertura 2018, aún tiene contrato vigente con el club norteño. Su salida se hará oficial cuando el club de expansión de expansión la MLS haga el depósito de la cláusula de rescisión, que medios locales especulan ronda los 12 millones de dólares.

“El jugador no era negociable, nosotros no queríamos que se fuera, así que esa es la única forma”, dijo Davino sobre el pago de la cláusula de salida. “El tiempo que estuvo aquí dio lo mejor que pudo, pero decidió tomar otro rumbo”.

Davino dijo que el depósito aún no ha llegado a las arcas del club y se dijo molesto por las formas en que el jugador manejó su salida del club, actual campeón del fútbol local.

“La molestia viene porque tuvimos al jugador por más de 10 días con la cabeza en otro lado. Me parece que no fue un buen manejo, que no fue bien asesorado, porque nosotros le mostramos confianza y buen trato”, dijo Davino. “Entiendo que él puede ver cosas para su futuro, pero el manejo no fue el adecuado. Es válido el querer cambiar de equipo o de país”.

La salida es un golpe duro para el Monterrey porque la ventana para fichar jugadores en México cerró el pasado 31 de enero. Davino confía que la plantilla actual sea capaz de suplir la salida.

Monterrey actualmente ocupa el último puesto de la clasificación del Clausura, con apenas dos puntos luego de cinco fechas.