Acapulco, Guerrero.- La fiebre de las elecciones para el próximo año ha comenzado y el autodestape de políticos guerrerenses, que aprovechando la popularidad de Morena buscan que el partido los cobije en sus aspiraciones, continúa.

El Encuentro Estatal por la Unidad de Morena, reunión celebrada ayer en Acapulco, se convirtió en un predestape de figuras de la vida pública de Guerrero para buscar en una primera instancia, ser los elegidos del partido para competir por la gubernatura de Guerrero.

El mismo exgobernador interino del estado, Rogelio Ortega Martínez, confirmó sus intenciones de ser el candidato del partido para buscar gobernar Guerrero.

"Yo mismo vine aquí para posicionarme".

¿Usted está interesado en participar?, se le cuestionó.

"Por supuesto, Yo creo que es el momento en el que abran el camino más amplio de las precandidaturas, para que llegado el momento quien sea nominado todo cerremos filas y construyamos una gran unidad (...) Sí estoy interesado de participar en el proceso con Morena", respondió.

Rogelio Ortega Martínez estuvo al frente de Guerrero luego de que el defenestrado Ángel Aguirre Rivero solicitó separarse del cargo, tras las acusaciones de estar involucrado en la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa en Iguala.

Organismos de derechos humanos y familiares de desaparecidos acusaron al exgobernador interino de Guerrero de omisión durante la toma de Chilapa por parte de un grupo armado entre los días 9 y 15 de mayo, que provocó la desaparición oficial de 32 personas.

Tras la desaparición masiva de personas en Chilapa nació el colectivo de desaparecidos Siempre Vivos, que dirige el profesor José Díaz Navarro y quienes atribuyen a Rogelio Ortega parte de las acciones de violencia del 2015.