#Creativos

Roger Bartra, perdido en el juego de espejos de las identidades

“Después me sumergí en la conciencia nacional: el análisis de la cultura política y la crítica de las costumbres. Abandoné a Marx y sumé a autores como Alexis de Tocqueville, Émile Durkheim y Max Weber”, dice el célebre antropólogo.

Por Redacción, 2017-11-24 12:33

México.- “Estoy perdido en las identidades, en ese juego de espejos donde me es difícil definirme. Quizá esta incomodidad que genero es una venganza mía, ya que todos tenemos tendencias a calificar”, señaló Roger Bartra al tratar de definir qué tipo de escritor ha sido a lo largo de su carrera, en la que ha abordado la filosofía, la antropología, la sociología o la literatura.

Durante su participación dentro del cicloProtagonistas de la literatura mexicanadel Instituto Nacional de Bellas Artes, con la que celebró su 75 aniversario, el antropólogo hizo un recorrido por las ideas que le han preocupado y ha abordado en su obra.

“Quiero recordar lo que decía Voltaire en suDiccionario filosóficocuando se refería a que la bella literatura era la que causaba sentimientos agradables. En cambio, afirmaba que lo exacto, lo difícil y lo útil no pueden pretender la belleza. En este sentido yo renunciaría a ser parte de los que generan belleza.

“Mis obras están plagadas de intentos de ser exactas, de reflejar la realidad, de entenderla. A veces son calificadas como difíciles y hasta de útiles, con lo que Voltaire me echaría del espacio literario”.

Al referirse a las preocupaciones que ha planteado a lo largo de su carrera, el autor deCultura y melancolíaresaltó una idea constante: “El conjunto de mi obra podría verse que pasa por tres motivos de interés, los cuales se preocupan por la idea de conciencia. De joven me interesaba la conciencia de clase: la ideología en las clases sociales y en qué modos de producción se basaba.

“Después me sumergí en la conciencia nacional: el análisis de la cultura política y la crítica de las costumbres. Abandoné a Marx y sumé a autores como Alexis de Tocqueville, Émile Durkheim y Max Weber. Finalmente, me interesé por la conciencia neuronal: el funcionamiento del cerebro y su conexión con el entorno cultural”.

Para el autor, que ha abordado desde la situación del medio rural mexicano, hasta los estudios científicos del cerebro, uno de problemas fundamentales de la academia, sobre todo la que sigue los esquemas anglosajones, son los “muros gruesos” que dividen a las ciencias, los cuales han generado clasificaciones innecesarias en los campos de estudio.

“Me convertí, como dice Christopher Domínguez, en un solitario político, pero eso también les pasa a los científicos, cuando, sobre todo, se empeñan en ser escritores. El problema es que estamos acostumbrados a la presencia de un muro muy grueso y poderoso que separa las ciencias de las artes.

“Como Dante, que separa con una puerta el cielo del infierno, por un lado se haya el infierno científico, y quien quiera entrar por ahí debe abandonar toda esperanza de belleza. Pero si se intenta pasar al terreno de las artes, entonces debe de abandonar toda esperanza de verdad. Quienes se arriesgan a pasar por esa puerta hacia una u otra dirección deben enfrentarse a esa soledad intelectual porque son vistos con sospecha.

“Sin embargo, en sí misma, la academia es un espacio cerrado que está rodeado de muros, especialmente en el mundo anglosajón. Por suerte, en México la academia es desordenada y en esos caudales que se derraman hay muchas posibilidades para la gente que, como yo, está incomoda en todos los territorios y en todas las casillas. Este es un llamado para mantener ese caos creativo que la caracteriza”.

Por su parte, el crítico Christopher Domínguez Michael señaló que, a lo largo de su obra, en la cual “no le ha bastado dejar un prudente recetario de instrucciones políticas”, Bartra ha “privilegiado aquello que une contra lo que separa, poniendo sobre la mesa el arsenal de relaciones mediante el cual la humanidad debería alcanzar su mayor expansión y grandeza.

“Bartra, a contracorriente, insiste en que el hombre es un ser social y va al cerebro en busca de las relaciones que sustentan esa certeza menos compartida de lo que parece. De principio a fin, la suya es una antropología política: la del sabio en la ciudad, que es una de las grandes manifestaciones de la inteligencia mexicana entre el siglo pasado y el nuestro”.

#Creativos

Feria del Libro de Oaxaca inaugura su 38 edición en nueva sede

El encuentro ofrecerá del 20 al 28 de octubre más de 400 actividades con escritores, artistas y gran número de editoriales.

Por Redacción, 2018-10-21 10:26

Oaxaca, (Notimex).– En su nueva sede que es el Centro Cultural y de Convenciones de Oaxaca, se inauguró hoy la 38 Feria Internacional del Libro de Oaxaca (FILO) 2018, que reúne a un gran número de editoriales, escritores y artistas para ofrecer más de 400 actividades.

“Este espacio que ha sido recuperado y aunque es imposible devolverle su antiguo esplendor, para nosotros esta es una oportunidad de reconvertirlo nuevamente en un jardín, donde las flores, los lagos, los pájaros y los cantos salgan de los libros y las historias que contienen”, expresó Guillermo Quijas-Corzo, director general de la feria.

Comentó que para la población y la FILO, el Centro Histórico es un espacio vibrante y lleno de energía, pero más allá de su magia particular, la feria requería de un recinto que ofreciera las mejores condiciones en infraestructura, seguridad y comodidad para albergar una programación de mayor diversidad, buena oferta editorial.

“Por ello, hoy se inaugura la FILO en un nuevo ciclo como todo en la vida, se construye sólo de manera colectiva, mano a mano con expositores, escritores, instituciones públicas, educativas y empresas, sobre todo los lectores.

“Se vienen nuevos desafíos, uno muy importante para nosotros es nuestra participación frente a los sismos de septiembre del año pasado, la tragedia nos ensombreció en numerosas comunidades de Oaxaca y ha tenido un impacto muy profundo”, precisó Quijas-Corzo, ante un auditorio colmado de lectores.

Reconstruir en el sentido más amplio de la palabra, pero no se trata solamente de una reconstrucción material, sino también de la reconstrucción del tejido social.

“Para colaborar en esa reconstrucción, en la edición pasada lanzamos la campaña Tejamos Oaxaca, la cual nos permitió además de ayudar, reconectar a esas comunidades que aún en medio de la desgracia, han sabido conservar sus esperanzas”, dijo.

Abundó que mientras avanzaban en los trabajos de esa campaña entendieron que ésta no debía ser sólo una estrategia de recaudación y apoyo en tiempos de crisis.

Se dieron cuenta de que Tejamos Oaxaca debía convertirse en un programa de vinculación de manera permanente con las regiones del estado, colaborando en la vida cultural de las comunidades a través de una agenda que sea resultado conjunto de gestores y artistas oriundos del lugar.

Alejandro Murat Hinojosa, gobernador de Oaxaca, manifestó ante la presencia de José Antonio Hernández Fraguas, presidente municipal de Oaxaca de Juárez, que también está a favor de los cambios, la realidad es que la sociedad es una sociedad dinámica, no es estática.

“Es la innovación y la capacidad de abrir la conversación, de tener un debate en torno a temas fundamentales lo que han permitido que nuestra sociedad avance, que nuestra sociedad también señale aquellos temas en donde todavía nos mueve”, afirmó el mandatario de la entidad.

“Este tipo de celebración, este tipo de evento como la FILO, que se realiza del 20 al 28 de octubre, debe ser una constante en la sociedad, debe ser permanente, es un conocimiento y es la información el poder más grande que puede tener cualquier persona.

“Es ahí donde se encuentra el poder real de construir tus sueños en lo individual, y de cambiar los planteamientos sociales cuando no estamos de acuerdo o cuando creemos que hay grandes oportunidades de ir hacia adelante”, precisó.

Murat Hinojosa apuntó: “En esta feria del libro tendremos la oportunidad de releer al Premio Nobel de Literatura, Octavio Paz, y a su ‘Laberinto de la soledad’ y su pensar México”.

#Creativos

Cervantino honrará a escritora Amparo Dávila con “Relatos siniestros”

El ambiente oscuro y el tono fantástico de los cuentos que conforman “El huésped” y otros relatos siniestros resultarán atractivos para el público e invitará a los jóvenes a descubrir y explorar su obra.

Por Redacción, 2018-10-21 10:19

México, (Notimex).- El Fondo de Cultura Económica (FCE) presentará “Relatos siniestros”, una obra teatral para celebrar los 90 años de la escritora Amparo Dávila, durante el Festival Internacional Cervantino (FIC).

Basada en el universo narrativo de la escritora mexicana, la puesta en escena contará con la dirección de Ignacio Casas y se realizará en el Auditorio de Minas los días 22 y 23 de octubre de la ciudad de León, Guanajuato, se informó en la página oficial del FIC.

El ambiente oscuro y el tono fantástico de los cuentos que conforman “El huésped” y otros relatos siniestros resultarán atractivos para el público e invitará a los jóvenes a descubrir y explorar su obra.

La cuentista nacida en Zacatecas, México en 1928 y perteneciente a la llamada “Generación de Medio Siglo” publicó “Salmos bajo la luna”, “Meditaciones a la orilla del sueño”, “Perfil de soledades”, “Tiempo destrozado”, “Música concreta” “Árboles petrificados y “Muerte en el bosque”.

Dávila ganó el Premio “Xavier Villaurrutia” en 1977 por el volumen de cuentos “Árboles petrificados”, estuvo casada con el pintor, escultor y dibujante mexicano Pedro Coronel; además contó con la amistad de Juan José Arreola, Luis Mario Schneider, entre otros.

“Su hermanito menor de cuatro años muere cuando ella tenía cinco, y ella empezó a sentirse sola, creo que todo esto hizo que indagara en los aspectos de lo fantástico y lo real”, refirió Elena G. Moncayo en un homenaje previo, de acuerdo con la Secretaría de Cultura.

#Creativos

Convocan a la primera edición del Premio Traducción de Poesía

Como premio a la ganadora se ofreció la posibilidad de publicar en varias revistas, 5 mil pesos en efectivo, una estancia en la Casa del Traductor y una mención honorífica.

Por Redacción, 2018-10-19 13:40

México, (Notimex).- Con el propósito de fomentar la traducción y la difusión de la poesía suizo-italiana en los países de lengua hispana, se llevó a cabo la Primera Edición de “M’illumino d’immenso”, Premio Internacional de Traducción de Poesía del Italiano al Español.

La premiación fue organizada por los poetas y traductores Vanni Bianconi, Fabio Morábito y Barbara Bertoni, coordinadora del Laboratorio Tradixit, en colaboración con el Instituto Italiano de Cultura de la Ciudad de México y de la Embajada de Suiza en México.

Para dar inicio al evento, celebrado ayer por la noche en el Instituto Italiano de Cultura de la Ciudad de México, los poetas y traductores Fabio Morábito, Francisco Segovia y Pedro Serrano dieron una charla donde se debatieron puntos de vista respecto a la labor que realiza un traductor de poesía para conservar la idea original del autor.

La ganadora de la noche fue la italiana Eleonora Biasin Povoleri, quien realizó la traducción de los poemas “Visiones” de Umbreto Fiori y “Dos Arañas” de Giorgio Orelli.

En entrevista para Notimex Biasin aseguró: “Traducir siempre ha sido un reto, encontrar la palabra correcta que permita mantener y transmitir el sentido de una prosa es una labor difícil y genera una gran satisfacción”.

Fabio Morábito aseguró que para traducir poesía hay que ser poeta porque traducir y conservar el sentido y sentimiento requiere de una labor artística. El poeta mexicano también expresó su deseo de que esta premiación se realice anualmente

El jurado estuvo integrado por traductores literarios y poetas, quienes recibieron un total de 600 poemas traducidos provenientes de 16 países (Andorra, Argentina, Bolivia, Canadá, Chile, Colombia, Cuba, España, Guatemala, Italia, Japón, México, Perú, Portugal, Uruguay y Venezuela) que presentaron traducciones en 10 variantes del español.

Como premio a la ganadora se ofreció la posibilidad de publicar en varias revistas, 5 mil pesos en efectivo, una estancia en la Casa del Traductor y una mención honorífica.