Ciudad de México.- En una reunión de trabajo privada, la presidenta de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, acudió al Senado a fin de tratar la toma de las instalaciones de ese organismo por parte de activistas.

A puerta cerrada, sin acceso a prensa, sólo para tomar aspectos de video de un minuto y sin transmisión por el Canal del Congreso, el encuentro inició poco después del mediodía y se espera que concluya después de las 14:00 horas.

El senador independiente Emilio Álvarez Icaza y Juan Zepeda, de Movimiento Ciudadano, solicitaron la renuncia de Piedra Ibarra al frente de la CNDH.

Lo anterior luego de que el organismo autónomo fue tomado por feministas, hace una semana en demanda de justicia para mujeres desaparecidas, ultrajadas o violadas.

Al momento, la CNDH, tiene vacantes dos visitadurías y ha sido omisa en expedir recomendaciones en materia de protección a los Derechos Humanos.