#Dardos

Ruidos pre-electorales “de chile, de dulce y de manteca”

Por José Landa Rosas, 2015-11-07 16:20

Los movimientos mediáticos de las y los adelantados en la carrera por el relevo en la Presidencia de la República son armas de doble filo para el PRI y Enrique Peña Nieto: distrae de temas que le han venido haciendo mella, como los 43, la “casa blanca”, la crisis económica nacional, entre otros.

Pero, al mismo tiempo, abre la posibilidad que en esta carrera de anticipados salgan algunos a poner los dedos sobre las llagas en aras de captar las simpatías de los inconformes.

Van surgiendo movimientos y postulantes comparables con los tamales: de chile, de dulce y de manteca. De chile es López Obrador; de dulce, Margarita Zavala y en el rubro “de manteca” entran el presunto “independiente”, El Bronco (¿alguien fuera de su terruño recuerda su nombre fuera del apodo?), Miguel Ángel Mancera y otros “opositores”.

A López Obrador le funciona ser el “de chile”, por el ardor que produce a sus enemigos, y porque siempre está “enchilado”, más la creciente ola de inconformes pues a todos les va cada día peor, no importa en qué clase social le haya ubicado el INEGI en su última encuesta de vivienda porque ahora sí: los ricos son menos ricos, los clasemedieros se van a acercando a la pobreza y los pobres son cada vez más en número y más en pobreza.

Si se preguntan priistas, panistas y perredistas ¿por qué la tendencia pre electoral favorece a AMLO? Porque se mantuvo vigente, su discurso embona con la inconformidad mayoritaria de la población y su crítica ha sido permanente, al menos en apariencia sin contubernio con el partido gobernante.

López Obrador es el arquetipo de opositor para muchos. Ni el PAN ni el PRD han querido ser contrapeso. Aunque claro, eso influye entre los electores más politizados, pues los demás no responden encuestas o no tienen teléfono.

El riesgo del tabasqueño es añejo: lo conoce 99% de la gente y la mayoría sabe que es aspirante, pero a la hora de elegir por quién votaría el porcentaje disminuye, lo cual es ventaja para sus oponentes que van de menos a más, con mucho terreno para crecer.

Además, MORENA no está trabajando en estructura y recaudación, están distraídos en reorganizar a quienes ganaron elecciones en junio y conservar a quienes perdieron.

Margarita Zavala ha crecido en posicionamiento; según encuestas, cada vez más personas la consideran opción como aspirante a la Presidencial.

Goza de aceptación entre los simpatizantes del PAN y un buen porcentaje de la población sin partido, incluso la encuestadora neoleonesa Opinión Pública la colocó en primer lugar de la intención de voto (21.8%), arriba de AMLO (17.6 %), mientras El Bronco y Manlio Fabio Beltrones están en empate técnico con 11.8 y 11.1 por ciento respectivamente, etcétera, en investigación telefónica.

Después, publicaron otra donde se revertía la situación al “carear” sólo a la panista con el morenista.

Lo bueno de Margarita es que está en campaña no sólo mediática sino pre-electoral en forma: contacto directo masivo, semi masivo y con pequeños grupos de personas, un poco al estilo de Calderón, de cuya sombra no ha podido sacudirse.

Lo malo con ella, en el ámbito del posicionamiento y captación de simpatías por “sectores”, es que la están “vendiendo” como una política “light”, “fresa” en el lenguaje populoso. Tiene fijación por los rebozos, chalinas o mascadas que se le han vuelto un problema incluso físico, como en la presentación de un libro en el Senado, cuando al posar de pie para la foto terminó con la prenda ¡literalmente enredada en el antebrazo y la mano!, comunicando nerviosismo y desorden, sin contar que en redes sociales ya la compararan con Cantinflas por su franela al hombro.

Vestir siempre igual no da personalidad, da monotonía, comunica estrechez de pensamiento y actos, temor al cambio. Por otra parte, sus expresiones comunican timidez, contrario a lo que se esperaría de quien aspira a ser una “mujer de Estado”: decidida, sagaz, contundente, imponente pero a la vez accesible.

En pocas palabras, o le falta carácter, o se lo están limitando quienes la mal asesoran. Si quieren copiar a Hillary Clinton está peor la situación, México no es Estados Unidos. Y caramba, la ex primera dama estadounidense, aunque de aspecto conservador, es más expresiva. En fin, en otra entrega abundamos acerca de Zavala…

Por último, a los de “manteca” les queda esta casilla porque simplemente resbalan, y al final serán de utilidad nada más para dispersar el voto de los inconformes o para fortalecer a la o el opositor con más posibilidades de sacar al PRI de Los Pinos.

#Dardos

Los policías también tienen derechos humanos: Sales Heredia

Por José Landa Rosas, 2016-08-21 10:22

El Comisionado Nacional de Seguridad (CNS), Renato Sales Heredia, urgió a los medios y la sociedad mexicana a recordar que los policías también tienen derechos, pues éstos empiezan donde terminan los del otro y viceversa.

La opinión pública se dividió atendiendo dos temas paralelos, uno, el de la captura del operador financiero del Cártel de Jalisco Nueva Generación, y dos, la recomendación de la CNDH a la Policía Federal por la supuesta “ejecución arbitraria” de 22 presuntos criminales en Tanhuato (en mayo de 2015 cuando aún no estaba a cargo la CNS), Sales Heredia recordó que la ley también dota a los agentes del derecho a la “presunción de inocencia”.

Recordemos que aunque el funcionario federal aceptó la recomendación de la CNDH también aclaró que no existen en la actual legislación ciertos términos empleados por la institución encargada de los Derechos Humanos.

“Es muy radical hablar de ejecuciones extra judiciales porque en nuestro país no existe como tipo penal la ejecución extra judicial en el lenguaje de los derechos humanos, por supuesto, también por eso pedimos una ley”, dijo.

“Pero no existen ejecuciones extra judiciales en nuestro país como tipo penal también porque no existe la pena de muerte. Ejecución extra judicial supone, si escuchamos correctamente que existen ejecuciones judiciales. Y antes nuestra Constitución decía: nadie podrá ser privado de la vida, de la libertad o de sus derechos sin previo juicio”, explicó.

“Actualmente, ya no habla de la vida, ya no habla de la privación de la vida; está absolutamente prohibida la pena de muerte en nuestro país.

Entonces, bueno, si –insisto- se acredita que hubo la comisión de ilícitos de esa gravedad por quien debe acreditarlo, en este caso la General de la República que ejercería la acción penal, y se sigue un proceso, el proceso correspondiente, por supuesto que nosotros estaríamos de acuerdo y que se sancione a quien haya que sancionar sin ninguna duda”.

Un reportero señaló a Sales Heredia que en los enfrentamientos “ha habido lesionados o muertos tanto de los presuntos criminales como de los propios uniformados, sabemos que a veces son víctimas y a veces son victimarios”, entonces Sales Heredia enfatizó que “se derribó un helicóptero y días antes se había matado a gendarmes y días antes habíamos tenido también problemas en esa zona limítrofe entre Jalisco y Michoacán”.

“Los policías también tienen derechos, también son personas y también hay que respetar la presunción de inocencia de los policías”.

#Dardos

Arrieros somos, o lo que es igual: ojo por ojo

Por José Landa Rosas, 2016-03-19 17:45

Los dichos populares suelen ser sabios y aplicables en diversas situaciones, como el que advierte: “Arrieros somos y en el camino andamos”, pariente de la Ley del Talión: “Ojo por ojo”, que hoy recorre gradas y pistas de circos políticos, al estilo de las bandas delictivas que se cobran con las vidas de distintos actores políticos y de gobierno, ya porque ellos o sus jefes pelean contra alguna mafia o porque estén coludidos con uno o varios grupos criminales.

Lejos de la añorada democracia en los estados mexicanos se impone la “mafiocracia”.

En las guerras de mafiosos contra adversarios reales o ridículamente imaginarios, caen demasiadas víctimas, y los “ejecutores” de los rencores de sus patrones pandilleros, terminan absorbiendo lo negativo de ellos, se cobran por un tiempo pero acumulan deudas con todos a quienes afecten, mismos que tarde o temprano les cobrarán con creces, cuando aquellos a quienes obedecen, ya sin poder o en crisis política, les desprotegen. Véase el caso del guarura que golpeó a un profesor en ciudad de México: murió en un hotel con una carta donde se quejaba de que su ex jefe Alberto Sentíes Palacio lo abandonó a su suerte.

Entre más pequeña es la zona de disputa por el poder, esta dinámica enfermiza se torna más ridícula, impera la paranoia, convierte a los dueños temporales del poder en vándalos irracionales, y a sus huestes en “vandalizombis” sometidos a ciegas, no importa sean jóvenes, maduros o viejos dinosaurios, hombres o mujeres.

Con sus prácticas, perpetúan las riñas y paranoias absurdas al estilo de los perros que gruñen y ladran a los demás cuando tienen un hueso sujeto entre las fauces. Les queda bien la cita bíblica: “Si hay lesiones, pagarán vida por vida, ojo por ojo, diente por diente, mano por mano, pie por pie, quemadura por quemadura, herida por herida, golpe por golpe” (Éxodo, cap. 21 vers. 23 al 25).

#Dardos

Una crítica a propósito de la visita del Papa Francisco

Por José Landa Rosas, 2016-02-17 14:53

Nada es casual en la vida ni mucho menos en política, como la visita del Papa, un asunto ciertamente religioso pero enmarcado en momentos, causas y efectos eminentemente sociales más allá de lo espiritual.

Llega a México en una coyuntura de crisis económica cuando la mayoría se resigna (no se prepara) para una más grande y grave todavía, lo mismo que en contextos de problemas de inseguridad, violencia, caos que parecieran tener su mejor paliativo, su mejor alivio o refugio, en el plano inmaterial, espiritual, anímico: que Dios nos agarre confesados.

Francisco llega a un México sumamente deprimido, oprimido por la miseria, la corrupción, el abuso de poder y el crimen.

Muy adhoc para que sus palabras encaminen el ánimo de quienes se dejen influir, canalicen sus energías, su tristeza y desesperación hacia otro lado que no sea el delito, la manifestación de inconformidad y, por qué no, la sublevación.
Trajo un mensaje de paz pero también de un “estense quietos”.

Es cierto, a Dios le gustan los pobres, pero eso no significa que le gusten los oprimidos ni nos quiera ver así porque el Dios que nos enseñaron a amar en la infancia, es libertario, liberador de víctimas de la esclavitud.

Y ya de paso, lo lamentable: rodeado o actuando en varios circos políticos capitalizados por los hombres del poder, a los que el “representante de Dios en la tierra” (y claro, quienes le rodean) se adaptó, tolerando sus arranques de vanidad, de presunción.

Vino Francisco a traer palabras de esperanza, de cambio de actitud pero también, pareciera, de resignación.

También es lamentable que haya anunciado, a través de sus representantes, acercamientos con grupos de personas afectadas por el crimen y después echara reversa, lo cual decepcionó a mucha gente, no sólo a los involucrados directamente.
Prefirió la corrección y conveniencia políticas.

Por otra parte, los mensajes de humildad, de sensibilidad social, difícilmente harán eco en ciertos jerarcas del clero, y más difícil aún que modifiquen el pensar y actuar de la mayoría de quienes detentan el poder.

Indigna ver cómo la clase dominante, contra la apertura y aunque selectiva cercanía de la gente sencilla y humilde que también vimos junto a Francisco, se pavoneó, obtuvo no su pedacito de cielo sino su oportunidad de exhibirse junto al Papa.

Si Cristo se materializara y volviese a esta tierra de pecado, viendo el espectáculo político, mercadológico en que convierten su Iglesia, no dudaría en fustigar, sancionar y exhibir a tanto mercader.
Es todo y cuanto.

Twitter:
@joselandarosas

Facebook:
José Landa Rosas