Crónica y recurrente, la rosácea es una enfermedad de la piel que afecta especialmente el rostro de mujeres y hombres. Diversos tratamientos ayudan a combatirla. Consejos y recomendaciones

La rosácea es una enfermedad crónica de la piel que afecta sobre todo al rostro y se caracteriza inicialmente por enrojecimiento episódico y luego por enrojecimiento persistente y lesiones inflamatorias. Afecta a más de 45 millones de personas en todo el mundo, especialmente a mujeres de piel blanca.

Distintas causas

Si bien la causa no es clara, algunos médicos piensan que la rosácea ocurre cuando los vasos sanguíneos se expanden con demasiada facilidad, causando el sonrojo. Las personas que se ruborizan a menudo pueden estar más propensas a tener rosácea. También se cree que la predisposición a tener esta enfermedad es hereditaria. Diversos factores pueden desencadenar la enfermedad, entre los que se destacan:

-Temperaturas muy cálidas o muy frías

-Consumo de bebidas alcohólicas

-Comidas y bebidas calientes o picantes

-Luz solar

-Actividad física

-Calor (Incluyendo baños con agua caliente)

Diagnóstico y síntomas

El médico dermatólogo puede diagnosticar la rosácea mediante un examen físico y haciendo preguntas respecto a la historia clínica, sin necesidad de exámenes adicionales. Si bien el síntoma principal es el enrojecimiento de la cara, también se pueden registrar sensación de ardor, erupciones similares al acné, punzadas faciales y ojos irritados y llorosos ya que la enfermedad puede afectar el aparato ocular.

Tratamiento

La rosácea no significa un riesgo vital pero para obtener buenos resultados es fundamental diagnosticarla y tratarla precozmente. Al ser una enfermedad crónica, sin tratamiento puede empeorar y evolucionar a subtipos más difíciles de tratar. Además, la progresión de la enfermedad puede desfigurar el rostro, lo que en muchos pacientes provoca pérdida de confianza en sí mismos e incluso depresión.

Como primera medida de tratamiento, se recomienda una adecuada protección solar y evitar los factores desencadenantes. Existen diversos tipos de tratamientos de acuerdo a las características de la enfermedad. El mismo puede ser con antibióticos vía oral, en crema o en gel. Además, se pueden efectuar masajes descongestivos, drenaje linfático semanal y máscaras con té de manzanilla o con agua y leche. Las terapias con láser y luz intensa pulsada son alternativas útiles a los tratamientos de la rosácea por vía oral o pueden usarse en forma complementaria para una resolución más rápida y completa de los síntomas.

Consejos y recomendaciones

Diversas medidas pueden ayudar a aliviar o prevenir los síntomas de la rosácea. Entre ellas se destacan:

-Evitar la exposición al sol en exceso y utilizar protector solar de factor 30 o superior.

-Consumir con moderación chocolates, nueces, almendras y quesos maduros. Una dieta equilibrada mejorará el bienestar general.

-Evitar situaciones de altos niveles de estrés. Se recomienda usar técnicas de relajación y respiración profunda.

-No utilizar cremas con corticoides. Se puede notar una mejora inicial pero al suspender su uso se agravará la enfermedad.

-Consumir 2 litros de agua por día. Hidratar la piel es una de las mejores estrategias para prevenir la rosácea.

-Al momento de limpiar la piel, se debe usar agua templada ya que la caliente o fría puede empeorar la ruborización.

La opinión del especialista

Doctor Miguel Allevato. Jefe de la División de Dermatología del Hospital de Clínicas José de San Martín

-¿En qué sexos y edades se registra con mayor preponderancia?

Es más común en mujeres, entre la tercera y quinta década de la vida. Sin embargo, los casos más severos de la enfermedad se observan en hombres.

-¿Qué medidas de prevención se pueden tomar?

Se deben evitar aquellos desencadenantes que reconozca el paciente que lo empeoran (exposición solar, bebidas calientes, picantes, entre otros). Además, se recomienda el uso de protector solar y agua termal.

-¿Puede usar maquillaje la persona que posee el trastorno?

Los maquillajes con base líquida liviana son la mejor opción para pacientes con rosácea. Además, es conveniente que usen aquellos con un teñido de color verde para aplicar antes de la base y enmascarar aún más las áreas rojas.