México.- Tras 7 horas de intenso trabajo, en la que participaron elementos del H. ayuntamiento de Sotuta, (municipio del oriente del Estado), la Fundación Bepensa, Expedición Grosjean, Secretaría de Desarrollo Sustentable, habitantes, y niños de una escuela primaria de la comunidad, quienes apoyaron en la colecta de latas, botellas, plásticos en la periferia del cenote, los espeleobuzos lograron extraer de este cuerpo de agua 750 kilogramos de basura compuesta de llantas, televisores, ruedas de bicicletas, latas, botellas y todo un catálogo de envases, logrando con ello un total de 850 kg de residuos sólidos.

Con esta acción, se continuó con el rescate de estas formaciones kársticas, y haciendo conciencia en los pobladores a cuidar esta reserva de agua, una de las más importantes del planeta que se encuentra en grave riesgo de perderse para siempre.

Una de las reflexiones al final de la jornada, es que es una verdadera lástima que un cenote tan espectacular y que fue motivo de la fundación del poblado en el período prehispánico, mismo que posee fauna milenaria, sea visitado no solo con fines turísticos, sino para extraer basura, misma que se acumula todo el tiempo.

Esperemos -dijeron- que los pobladores lo cuiden con celo y los niños que ayudaron a limpiarlo sean el ejemplo para los mayores, para que el cenote de Sotuta, al igual que otros del Estado, se conserven limpios.

El presidente de la Expedición Grosjean, Sergio Groesjean, reveló que desafortunadamente parece no existir una cultura de cuidado de los cenotes lo cual provoca que en la mayoría de ellos se tire todo tipo de desperdicios.