México.- La Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) unieron esfuerzos de colaboración, a fin de mantener la productividad hidroagrícola ante la crisis por la pandemia de Covid-19, en las poco más de siete millones de hectáreas que conforman los distritos y unidades de riego, donde se genera más del 60 por ciento de toda la producción nacional.

Como áreas de seguridad nacional, la Conagua y la Sader vigilan la implementación y continuidad de acciones en apoyo a los productores:

1.- Mantener activos los programas federalizados orientados a la productividad, conservación y rehabilitación de la infraestructura hidroagrícola.

2.- Garantizar y optimizar el suministro de agua a distritos y unidades de riego (en función de la disponibilidad en las fuentes de abastecimiento).

3.- Promover el cultivo de granos básicos entre las asociaciones de usuarios, para mantener y, de ser posible, incrementar el nivel de soberanía alimentaria.