México, RT.- Un hombre de 46 años que había salido de prisión para evitar el contagio de coronavirus murió el mismo día que quedó libre debido a un balazo que recibió por parte de su primo, de acuerdo a medios internacionales.

En un video grabado por cámaras de seguridad puede apreciarse que Sari Salem Wardat llega a su casa, ubicada en Jordania, en un auto azul. Desde que se está estacionando, su primo comienza a disparar balas al aire para celebrar que dejó la cárcel.

Al bajar del coche, Salem camina hacia su familia y amigos que se reunieron para darle la bienvenida en casa.

En tanto, su primo camina detrás de él. Y cuando intenta guardar su arma se le acciona sin querer, lo que ocasionó que le diera un balazo en la cabeza a su familiar.

Sari había estado cumpliendo una condena de ocho meses por portar un arma sin licencia y resistirse al arresto. Pero fue puesto en libertad dos semanas antes de que terminara su condena, pues el gobierno de Jordania tomó la decisión para prevenir la propagación del virus.