México.- Al medio día de este lunes, se realizó en el templo de San Francisco de Asís una ceremonia religiosa para cuatro de los fallecidos por la explosión en un ducto de Pemex, en Tlahuelilpan, Hidalgo.

A la misa, presidida por el obispo de la Diócesis de Tula, Juan Pedro Juárez, acudieron familiares de cuatro de las víctimas mortales: Ismael, Ricardo, Víctor Hugo y Omar.

Según familiares, uno de ellos, Víctor Hugo Gutiérrez, originario de esta región, falleció tras ser hospitalizado.

"Tenía 80% del cuerpo quemado, sólo aguantó un día en el hospital", cuenta Luis, primo del fallecido.

Víctor Hugo, según narra su primo, alcanzó a salir, prácticamente en llamas del predio donde un ducto de Pemex explotó el viernes pasado.

"Salió por su propio pie, pero incendiado. Todavía en el hospital alcanzó a dar sus datos", recuerda Luis.

Tras la misa de cuerpos presentes, las cuatro personas fueron sepultadas en el panteón de este municipio.