Cuernavaca, Morelos. La falta de programas que atiendan la salud de la población, particularmente en temas relacionados con el medio ambiente y la contaminación, es un acto de corrupción, dijo Claudio Torres Nachón, representante del programa ambiental de la Organización Nacional Anticorrupción (ONEA).

Este organismo organizó por primera vez en Cuernavaca el Taller para la Construcción Social y Jurídica de Programas de Contingencias Ambientales Atmosféricas en el país, con el que buscan establecer criterios adecuados a cada una de las entidades para la atención de crisis relacionadas con la contaminación del aire.

“Lo que estamos viendo es que la reciente crisis atmosférica en la Ciudad de México en mayo pasado dio lugar a una educación no esperada de una gran masa de gente sobre este tema, una sensibilización y entonces estamos aprovechando esto para tratar de dar un paso hacia adelante en uno de los problemas principales de salud pública, en salud ambiental, que tenemos en México y en el mundo que es la calidad del aire.

“No lo estamos viendo, pero diariamente consumimos miles y miles de litros de aire, millones de litros al año, que es nuestra dosis de aire y, sin embargo, estamos respirando aire que no está puro, aire que está contaminado con cancerígenos y con todo tipo de sustancias negativas”, expresó Torres Nachón.

En estados como Veracruz, San Luis Potosí, Nuevo León, Querétaro y Morelos en conjunto con organizaciones sociales, investigadores y especialistas en temas de medio ambiente, la ONEA elabora propuestas de atención a contingencias que serán presentadas a los gobernadores para que sean decretadas.

“Greenpeace ha dado un gran paso en hacer ver lo obvio, no podemos tener programas que respondan ya cuando la salud ambiental ha sido totalmente rebasada, por eso existe una norma oficial mexicana que se apega más o menos a lo dictado por la organización mundial de la salud, entonces lo que queremos es el generar diálogos, este es un primer taller, vamos a tener otro taller en Golfo Centro, al cual queremos invitar a Puebla, Veracruz y Tabasco para trabajar también con lo mismo e ir generando una especie de prototipo de programa de contingencia ambiental  adaptado a cada estado, con participación de cada estado, validado por la sociedad de cada uno de estos estados.

“Que le podamos presentar a los gobernadores y que sea parte del andamiaje institucional y legal para proteger lo más importante de cualquier sociedad, que es la salud pública”, dijo.

Para la Organización Nacional Anticorrupción, la violación del derecho a un medio ambiente sano es una forma de corrupción.

“El asunto público, lo más público que existe es el medio ambiente, o sea, nadie controla el aire, deberían cuando menos intentar cuando menos controlar las emisiones, pero realmente son cuestiones que todo mundo disfruta la calidad del agua, la calidad del aire.

“Cuando una autoridad falla en proteger la calidad del aire, la calidad de los bienes públicos, de las cosas públicas y entre ellas la salud, están incurriendo en corrupción porque no están sirviendo a su función básica, que es básicamente servir al pueblo”, expresó.